Arquitectas aprenden de los maestros Burle Marx y Aristeguieta y ganan Premio Nacional de Arquitectura, Venezuela 2017

El Premio
Según comunicado emitido por el Colegio de Arquitectos de Venezuela, el día 23 de febrero, se dio a conocer el veredicto de premiación de proyectos participantes en la XII edición de la Bienal: “Arquitectura en Positivo, compromiso con el País”. Se ha otorgado el Premio Nacional de Arquitectura, XX Bienal Nacional, a las arquitectas Carla Urbina y María Villalobos por el trabajo:

Paisajes urbanos botánicos en Maracaibo como escuelas vivas: lecciones desde el jardín botánico de Roberto Burle Marx.

En noviembre de 2016 fue inaugurada la exposición de proyectos participantes en la XII Bienal Nacional de Arquitectura, en la Biblioteca de la Universidad Simón Bolívar, que reunió proyectos de equipos liderados por arquitectos venezolanos, en busca de apoyar el tema de la Bienal: “Arquitectura en Positivo, compromiso con el País”.

El veredicto
El veredicto del nutrido equipo del jurado apunta que “La restauración patrimonial del Jardín Botánico de Maracaibo y la propuesta del Master Plan de la Avenida 5 de Julio que extrapola y aplica criterios aprendidos en el JBM, constituyen un valioso aporte, en donde “investigar es practicar y preservar es educar, sobre y desde el paisaje patrimonial vivo y cambiante”.

Las autoras

URBINA VILLALOBOS

Urbina y Villalobos son egresadas de la Escuela de Arquitectura de la Universidad Rafael Urdaneta (1997), Magisters en Diseño Urbano de la Universidad Metropolitana (2000), y desde entonces trabajan juntas aunque hubiesen kilómetros de distancia entre España, Estados Unidos y Francia, quienes las adoptaran en sus estudios en las Universidad Politécnica de Madrid (Urbina), Harvard y Versailles (Villalobos). En el 2001 las arquitectas formaban parte del Centro de Diseño Urbano de la Universidad Metropolitana, que fuera una de las instituciones ganadoras del Premio Nacional de Arquitectura 2001, con los proyectos de Rehabilitación para el Litoral Central, afectado por los aludes torrenciales de 1999. Desde el 2009 inician trabajo de investigación para la elaboración del Plan de rehabilitación Integral del Jardín Botánico de Maracaibo, que permitió, junto al trabajo de un gran equipo de la Fundación Jardín Botánico de Maracaibo, su reapertura en el 2013, trabajo que sigue en proceso. Actualmente, ambas dirigen Botanical City, organización para la transformación de paisajes culturales. Urbina es profesora de la Universidad del Zulia-Venezuela y Villalobos es profesora en la Universidad de Pensilvania-EEUU.

Este reconocimiento es un gran incentivo para las arquitectas, fundadoras de Botanical city. Urbina y Villalobos, junto a su equipo profesional, y con el apoyo de aliados, maestros asesores y colaboradores, laboran en un puente proyectual entre Maracaibo y Nueva York, y esperan que “las obras de rehabilitación de paisaje sigan caminos de rigurosidad y trabajo colaborativo hacia la catalogación patrimonial, disfrute ciudadano y labor didáctica. Así como que los planes para la actuación paisajística en la ciudad, en especial en la Avenida 5 de Julio, sean abordados desde la comprensión del valor ecológico, propagación de especies nativas, y eliminación de obstáculos (físicos o de ideas) que permitan el paso hacia bosques y oasis que se extiendan por toda la ciudad, extendiendo la riqueza ecológica hacia el lago”.

El trabajo: Paisajes urbanos botánicos en Maracaibo como escuelas vivas: Lecciones desde el Jardín Botánico de Roberto Burle Marx[1]

Esta investigación comienza en el Jardín Botánico de Maracaibo (JBM) inaugurado en 1983, el cual fue concebido por Roberto Burle Marx (paisajista brasilero) y Leandro Aristeguieta (botánico venezolano) como Jardín Escuela para la preservación del Bosque Seco Tropical y como la primera Escuela de Horticultura en América Latina. Una vez puesta en marcha estrategias de nuestro plan de rehabilitación paisajística, junto al equipo de la Fundación Jardín Botánico de Maracaibo, el JBM fue reabierto en 2013, después de 20 años de cierre. La conversación sobre el futuro del JBM como un proceso pedagógico y creativo, presenta el Plan Maestro del Paisaje Urbano de la Avenida 5 de Julio, en Maracaibo, como una hipotética expansión del JBM.

El JBM propone simultaneidad entre la investigación y la acción. El jardín-escuela fue diseñado para ser construido mientras enseña a todos sus constructores cómo y porqué hacerlo. En el JBM, estudiantes y profesores se embarcaron en expediciones botánicas, aprendieron sobre taxonomía, fitogeografía, cualidades estéticas, para construir el jardín y tener clases in situ lideradas por Aristeguieta, junto a Burle Marx y otros grandes maestros. La inauguración del JBM fue también el acto de graduación de la primera promoción de Horticultores Paisajistas de América Latina.

Se propone un proceso de preservación, no para recuperar un pasado imposible, sino para celebrar la preservación de la misión pedagógica esencial del JBM mediante la expansión y adaptación de sus principios a escala territorial.

El Master Plan de Paisaje: Bosques y Oasis para la Avenida 5 de Julio, sirve como primer ejemplo experimental de cómo podría funcionar la expansión hipotética del JBM con base en los tres principios: a) la estructura y secuencia fitogeográfica se convierte en una aventura urbana de aprendizaje, b) las armaduras de agua del jardín continúan hacia la ciudad y se convierten en un sistema de soporte de lo vivo y un dispositivo experiencial homogéneo para conectar los bosques nativos diversos y c) la red de centralidades botánicas, secuencia de oasis para acoger los programas educativos artístico-botánicos.

Este proyecto de vida vuelve a la cuestión de preservación del JBM como proceso de transformación que escapa lo material y habita el poder pedagógico del jardín-escuela que se construye a sí mismo, donde la investigar es practicar y preservar es educar, sobre y desde del paisaje patrimonial vivo y cambiante.

Hito
La XII Bienal Nacional de Arquitectura, marca un nuevo hito en la historia de las Bienales venezolanas, iniciadas en 1963, reconociendo grandes arquitectos y equipos, entre ellos: Carlos Raúl Villanueva, Tomás José Sanabria, Jesús Tenreiro, Universidades, Tomás Lugo. Este es el primer premio nacional que se otorga a un proyecto de rehabilitación de paisaje cultural, como obra de restauración patrimonial.

Urbina y Villalobos, se honran en compartir el Premio con su equipo, colegas ganadores, familia, amigos y sus maestros: David Gouverneur, Oscar Grauer, Nuri Boffil, Lourdes Peñaranda, Haruyoshi Ono, José Tabacow, Ana Luengo, Catherine Chomarat-Ruiz y Francois Galletti. “Este nuevo paso respalda proyectos, planes y obras que construyen y siembran, en un país que requiere comprender su historia, valorar su patrimonio (natural o construido), definir criterios y metas claras, sumar fortalezas, actuar con roles definidos, sin improvisar, exaltar el territorio como patrimonio fuente de enseñanzas para un País de libertad”.

Prensa Botanical City. Marzo, 2017.

[1] Extracto de la memoria descriptiva presentada ante la Bienal.

Anexo: Imágenes del poster y proyectos representados.

Veredicto (link a la página del Colegio de Arquitectos de Venezuela): http://bit.ly/2m0bBl1

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Anuncios

La LALI se despide de Diana Balmori

“Todas las cosas en la naturaleza están en constante cambio. Los arquitectos del paisaje tienen que diseñar para permitir el cambio, mientras están en la búsqueda de mejorar el curso de la coexistencia de los seres humanos con el resto de la naturaleza”.

Diana Balmori

El pasado 14 de noviembre, la arquitecta paisajista, profesora y diseñadora urbana española, Diana Balmori nos ha dejado.

Tuvimos el honor de contar con su presencia en el evento de ratificación de la LALI en el 2012 en Medellín  y en el Congreso IFLA / SAP.

Su mirada visionaria y sabia, nos deja un gran legado. No te olvidaremos Diana.

15078740_942436689220254_208640284987431463_n

Enlace:  noticia del periodico The New York Times

Carlos Flores Marini In Memoriam

El pasado lunes 12 de Enero 2015 falleció en México, víctima de neumonía, el arquitecto, restaurador y prolífero autor, Carlos Flores Marini, quien fuera líder y motivador de varias generaciones de profesionales en América Latina y el mundo.

Entusiasta defensor del patrimonio, la cultura y la identidad nacional de los pueblos, fue integrante del equipo de redacción y signatario de la Carta Internacional para la Restauración y Conservación de Monumentos Históricos, conocida como Carta de Venecia. Así mismo impulsó y participó en la creación de las Normas de Quito, Ecuador, sobre conservación y utilización de monumentos y lugares de interés histórico y artístico (1967) y en la Resolución de Santo Domingo (1974).

Mexicano de origen, cursó estudios de Arquitectura, Historia y Filosofía en la Universidad Nacional de México (UNAM) y de Restauración en la Universidad de Roma.

Carlos Flores Marini, tanto a nivel académico como institucional y en su trabajo, tuvo siempre una gran sensibilidad por el entorno y en especial, por la Arquitectura de Paisaje.

A través de varias décadas participó en más de 150 proyectos de conservación, remodelación y revitalización de monumentos históricos. Significativamente: la restauración del Alcázar de Colón en Santo Domingo (República Dominicana); los proyectos para la revitalización de los Centros Históricos de: Salvador de Bahía (Brasil), Cumana (Venezuela), Cartagena de Indias (Colombia), el Casco Antiguo y Portobelo (Panamá), La ciudad de Antigua en Guatemala y la zona arqueológica del COPAN, en Honduras. Adicionalmente, fue director de Centro Histórico de la Ciudad de México, teniendo bajo su responsabilidad la restauración de los 100 edificios considerados de mayor valor, luego del terremoto del año 1985.

En el transcurso de su vida fue autor de destacadas publicaciones y dictó más de 300 conferencias y cursos especiales en diversas universidades de México, América, el Caribe y Europa, existiendo en la UNAM la cátedra especial “Arq. Carlos Flores Marini” en la Escuela de Conservación, Restauración del Instituto Nacional de Antropología e Historia. También fungió como profesor Huésped de las Universidades de Florida, USA y del Politécnico de Barcelona.

Fue Jefe de Monumentos Coloniales del Instituto Nacional de Antropología e Historia; Director de Arquitectura y Conservación del Patrimonio del Instituto Nacional de Bellas Artes (1977-1981). Presidente de ICOMOS MEXICANO, A. C. UNESCO (1991 – 1997) y recientemente, Presidente de CARIMOS (Organización del Gran Caribe para los Monumentos y Sitios). A la vez, fungió como Presidente de la Comisión de Cultura de la Federación Nacional de Colegios de Arquitectos de la República Mexicana.

En su vasta trayectoria recibió importantes reconocimientos: Premio Nacional de Arquitectura 1996 (México); Académico Emérito de la Academia Nacional de Arquitectura; Miembro de la Academia Mexicana de Arquitectura; Miembro de la Academia de San Jorge de Barcelona.  El pasado 11 de diciembre de 2014 presentó el libro Del castillo al palacio, dejando otras publicaciones inconclusas y el día 13 del mismo mes recibió el Premio Federico Sescosse 2014,  por su labor en defensa del patrimonio monumental.

América y el mundo despiden con cariño y reconocimiento a uno de sus grandes valores y quienes lo conocimos, a un entrañable amigo, guía, consejero y fuente de inspiración.

Carlos Flores2

Carlos Jankilevich, IFLA Americas expresidente y LALI RED & CATALOGOS Coordinador

Difusión de la LALI y la declaración oficial de la Carta del Paisaje de Brasil

El 23 de noviembre de 2012 en São Paulo (Brasil), se ratificó y firmó la CARTA DEL PAISAJE DE BRASIL por líderes de la ABAP (Asociación de Arquitectos Paisajistas Brasileños) y núcleos del estado. Por medio de una presentación pública de la LALI (Iniciativa Latinoamericana del Paisaje) y así mismo de la Declaración Oficial de Adjudicación de Brasil y su respectivo anuncio de la obtención del Premio 2013 IFLA “Sir Geoffrey Jellicoe Award”, la Carta del Paisaje de Brasil es una realidad.

Web

En los tres últimos años, la Asociación de Arquitectos Paisajistas Brasileños, ha venido ampliando su representación adquiriendo una fuerte importancia, por todo el territorio nacional. La participación de seis representaciones estatales, tales como  Maranhão, Pernambuco, Río de Janeiro, Paraná, Mato Grosso do Sul y la sede nacional de ABAP, en São Paulo, en la firma de la CARTA DEL PAISAJE DE BRASIL, es una intención importantísima que refuerza la perspectiva de progreso y su significación en el desarrollo y difusión de los principios que en ella de exponen.

Fue la Arquitecta Saide Kahtouni, miembro del gremio brasileño ABAP y del Comité LALI, quien presentó al público el desarrollo de los doce principios de la Carta del Paisaje de Brasil. Documento creado en conjunto con los amigos de la LALI y el apoyo del Consejo de Arquitectura y Urbanismo.

Arq. Saide Kahtouni

La Iniciativa del Paisaje Latinoamericana, fue presentada por Martha Fajardo, quien explicó a todos los presentes los desafíos y trayectoria de la LALI, así mismo sobre los avances de esta iniciativa dentro de un marco propuesto hacia una Convención Internacional del Paisaje (UNESCO). Como Martha muy bien lo enfatizó, esta iniciativa es “un gran reto liderado por la Federación Internacional de Arquitectos Paisajistas, la cual apunta a una gran victoria de iniciativas en todos los continentes del mundo”.

La ceremonia, la cual tuvo lugar en el auditorio ubicado en el famoso Parque Ibirapuera, fue clausurada por el profesor Paulo Pellegrino, delegado brasileño de la IFLA. Fue él, quien anunció la nominación de la arquitecta paisajista-urbanista y fundadora de la ABAP, Rosa Grena Kliass para el Premio “Sir Geoffrey Jellicoe” donde destacó, la gran labor de ella en su trabajo y carrera profesional.

Este evento hizo parte de la Celebración de los 80 años de la Asociación de Arquitectos Paisajistas Brasileños.Rosa Grena Kliass

Arq. Saide Kahtouni

BRASIL ABAP / Associação Brasileira de Arquitetos Paisagistas