Workshop online: PROYECTAR EL PAISAJE | CURSO INTRODUCTORIO

La Iniciativa Latinoamericana del Paisaje (LALI) celebrando sus 5 años de existencia, realizará con nuestros socios estratégicos, la academia, las instituciones, los miembros, una serie de eventos provocadores, bajo miradas y enfoques diferentes,  unos directamente coordinados por nosotros, otros como patrocinadores, y otros como socios.

Este CURSO- TALLER PROYECTAR EL PAISAJE hace parte de esta estrategia el cual los invitamos a participar online. ¡No se lo pueden perder!

Programa disponible  AQUI

Afiche Paisaje Final.PNG

Director del Curso: Arq. Rubén Pesci
Codirector: Geógr. Lucia Pesci

Para más información:
Fundación CEPA
Sede de la Secretaria Permanente de FLACAM / Cátedra UNESCO-Red Unitwin para el Desarrollo Sustentable
Casa PESCI: Calle 53 nº 506 – La Plata – Argentina
cursosflacam@gmail.com | luciapesci2015@gmail.com
Tel. +54 221 4245305

Captura de pantalla 2017-05-04 a las 10.52.42.png

Anuncios

Video: “Paisaje Productivo y Marco jurídico” – VII Encuentro Nacional Red Argentina del Paisaje RAP

Video: “Paisaje Productivo y Marco jurídico” – VII Encuentro Nacional Red Argentina del Paisaje RAP e Iniciativa Latinoamericana del Paisaje LALI .

Tucumán Argentina. Mayo 26 al 28, 2016
Realizado por Melina Cindric y Maribel Pérez Molina
Nodo Buenos Aires- Red Argentina del Paisaje RAP.

Gracias Nodo Buenos Aires RAP por la adaptación del Video de “LATINOAMERICA” canción-video del grupo puertorriqueño CALLE 13, acompañado de las cantantes Totó la Momposina de Colombia y Maria Rita de Brasil, el cual nos movió el alma!

Convocatoria pioneras de la arquitectura del paisaje latinoamericano

La Iniciativa Latinoamericana del Paisaje LALI y el Archivo Internacional de Mujeres en Arquitectura (International Archive of Women in Architecture Center – IAWA) convoca a todas y todos sus integrantes a iniciar una búsqueda profunda de la labor de las PIONERAS de la ARQUITECTURA del PAISAJE a lo largo y ancho de nuestro continente.

La Iniciativa Latinoamericana del Paisaje LALI es una declaración de principios éticos fundamentales para promover el reconocimiento, la valoración, la salvaguarda, la gestión y la planificación sostenible del paisaje latinoamericano.

Desde el Archivo Internacional de Mujeres en Arquitectura (International Archive of Women in Architecture Center – IAWA) queremos darles a conocer nuestro compromiso de preservar el trabajo de mujeres en arquitectura, paisaje, urbanismo y demás areas relacionadas al diseño, y nuestro gran deseo de preservar los valiosos aportes de las primeras Mujeres de la Arquitectura del Paisaje en Latinoamérica.

El IAWA se fundó hace tres décadas con la convicción de que las contribuciones hechas al entorno urbano por mujeres continuarían siendo ignoradas si la información no se hallara fácilmente disponible. Valiosos materiales de las prácticas de mujeres han sido ya perdidos en la historia. A menudo estos materiales, a diferencia de piezas de arte, desaparecen por no tener valor monetario, sin embargo para la historia de nuestras profesiones estos documentos son invaluables.

Para ayudar a presentar una vision equilibrada de nuestras disciplinas y fomentar la investigación, el IAWA busca coleccionar: archivos enteros de la totalidad del trabajo de las pioneras en arquitectura y áreas relacionadas al diseño; proyectos completos de mujeres envueltas en problemas de diseño que hayan tenido influencia significativa en la profesión; y piezas individuales como bosquejos, diagramas, y dibujos de mujeres emergentes en areas de diseño. El material a coleccionar incluye, además de dibujos y bosquejos, manuscritos originales, libros, catálogos, resumés, material biográfico, herramientas de dibujo, sellos profesionales, diarios personales, fotos personales y de obras, maquetas, arte, correspondencia laboral y personal, todo artículo o pieza que pueda revelar aspectos de la mujer.

El IAWA incluye más de 400 colecciones de mujeres y organizaciones del mundo. Todo el material se encuentra en el Departamento de Colecciones Especiales (Special Collections Department) de las Bibliotecas de la Universidad de Virginia Tech, donde se preservan en un ambiente de temperatura y humedad controladas, con acceso monitoreado por el Departamento y la archivista del IAWA Center.

Con motivo de su 30. aniversario el IAWA Center organizó en Julio del 2015 el 18. Congreso Internacional de la UIFA (Unión Internacional de Mujeres Arquitectas) en Washington DC y Blacksburg, donde se encuentra el Campus de Virginia Tech, con la intención de atraer mujeres de todo el mundo a visitar personalmente el IAWA y sus colecciones, conocer de su existencia y considerar donar trabajo al archivo, o hacer sugerencias de trabajo proveniente de sus respectivos países que el IAWA debería encontrar y preservar.

El IAWA busca con mayor urgencia el trabajo de mujeres practicando antes y durante el siglo XX, era pre-digital, que hayan sido pioneras de alguna forma aunque sea sutil, y aquellas mujeres que estén pensando en breve en retirarse de la práctica.

Algunos ejemplos notables en las colecciones presentes en el IAWA son la primera mujer graduada en los Estados Unidos, la primera licenciada en Pakistán, la mujer que inventó el ladrillo H, la primera académica, dos de las aprendices de Frank Lloyd Wright, la mujer que fundó su propia empresa de piedra artificial a fines del siglo XVIII en Londres, mujeres que impulsaron la vivienda social en europa post-guerras, entre muchas otras. Cien de las colecciones del IAWA contienen la obra completa de las arquitectas, siendo un recurso único para la investigación. Las restantes han donado proyectos y periódicamente envían trabajo al IAWA, incrementando sus colecciones.

El IAWA Center está dirigido por un comité internacional de profesionales y académicos destacados, bajo la dirección de la Arq. Donna Dunay, profesora de arquitectura de Virginia Tech. El Centro difunde las colecciones mundialmente a través de presentaciones, simposios, exhibiciones itinerantes, el sitio web, proyectos de investigación, y el IAWA Center Newsletter anual, enviado por correo a más de 2.000 individuos, organizaciones y universidades del mundo.

Cada año el Centro ofrece el Milka Bliznakov Research Prize, premio que honra a la fundadora, Milka Bliznakov, y fomenta la investigación sobre contenidos del archivo.

En su misión de incrementar las vías de difusión el IAWA Center ha comenzado el proceso de digitalización de las colecciones para facilitar el acceso remoto de sus contenidos, a través del Nuevo Archivo Visual en progreso; y planea lanzar en el próximo año el llamado inicial para artículos y proyectos para el primer número del IAWA Journal.

Es importante comenzar a abrir colecciones para toda labor de mujeres creativas y comprometidas con la Arquitectura y el Paisaje en Latinoamérica. Entendemos esta labor como un esfuerzo colectivo.

En nombre de La Iniciativa Latinoamericana del Paisaje y del IAWA se aceptan sugerencias y se agradece difundir la iniciativa!

Para donar colecciones, hacer consultas sobre IAWA, o sugerir nombres por favor contactar a:

Paola Zellner →  pazb@vt.edu

School of Architecture + Design Secretary, Board of Advisors,

International Archive of Women in Architecture Center (IAWA)

Virginia Tech Cowgill Hall, RM 201 (0205) 1325 Perry St. Blacksburg, VA 24061, USA

Carlos Flores Marini In Memoriam

El pasado lunes 12 de Enero 2015 falleció en México, víctima de neumonía, el arquitecto, restaurador y prolífero autor, Carlos Flores Marini, quien fuera líder y motivador de varias generaciones de profesionales en América Latina y el mundo.

Entusiasta defensor del patrimonio, la cultura y la identidad nacional de los pueblos, fue integrante del equipo de redacción y signatario de la Carta Internacional para la Restauración y Conservación de Monumentos Históricos, conocida como Carta de Venecia. Así mismo impulsó y participó en la creación de las Normas de Quito, Ecuador, sobre conservación y utilización de monumentos y lugares de interés histórico y artístico (1967) y en la Resolución de Santo Domingo (1974).

Mexicano de origen, cursó estudios de Arquitectura, Historia y Filosofía en la Universidad Nacional de México (UNAM) y de Restauración en la Universidad de Roma.

Carlos Flores Marini, tanto a nivel académico como institucional y en su trabajo, tuvo siempre una gran sensibilidad por el entorno y en especial, por la Arquitectura de Paisaje.

A través de varias décadas participó en más de 150 proyectos de conservación, remodelación y revitalización de monumentos históricos. Significativamente: la restauración del Alcázar de Colón en Santo Domingo (República Dominicana); los proyectos para la revitalización de los Centros Históricos de: Salvador de Bahía (Brasil), Cumana (Venezuela), Cartagena de Indias (Colombia), el Casco Antiguo y Portobelo (Panamá), La ciudad de Antigua en Guatemala y la zona arqueológica del COPAN, en Honduras. Adicionalmente, fue director de Centro Histórico de la Ciudad de México, teniendo bajo su responsabilidad la restauración de los 100 edificios considerados de mayor valor, luego del terremoto del año 1985.

En el transcurso de su vida fue autor de destacadas publicaciones y dictó más de 300 conferencias y cursos especiales en diversas universidades de México, América, el Caribe y Europa, existiendo en la UNAM la cátedra especial “Arq. Carlos Flores Marini” en la Escuela de Conservación, Restauración del Instituto Nacional de Antropología e Historia. También fungió como profesor Huésped de las Universidades de Florida, USA y del Politécnico de Barcelona.

Fue Jefe de Monumentos Coloniales del Instituto Nacional de Antropología e Historia; Director de Arquitectura y Conservación del Patrimonio del Instituto Nacional de Bellas Artes (1977-1981). Presidente de ICOMOS MEXICANO, A. C. UNESCO (1991 – 1997) y recientemente, Presidente de CARIMOS (Organización del Gran Caribe para los Monumentos y Sitios). A la vez, fungió como Presidente de la Comisión de Cultura de la Federación Nacional de Colegios de Arquitectos de la República Mexicana.

En su vasta trayectoria recibió importantes reconocimientos: Premio Nacional de Arquitectura 1996 (México); Académico Emérito de la Academia Nacional de Arquitectura; Miembro de la Academia Mexicana de Arquitectura; Miembro de la Academia de San Jorge de Barcelona.  El pasado 11 de diciembre de 2014 presentó el libro Del castillo al palacio, dejando otras publicaciones inconclusas y el día 13 del mismo mes recibió el Premio Federico Sescosse 2014,  por su labor en defensa del patrimonio monumental.

América y el mundo despiden con cariño y reconocimiento a uno de sus grandes valores y quienes lo conocimos, a un entrañable amigo, guía, consejero y fuente de inspiración.

Carlos Flores2

Carlos Jankilevich, IFLA Americas expresidente y LALI RED & CATALOGOS Coordinador

DECLARACION DE BUENOS AIRES “LA VOZ DEL PAISAJE”

IFLA / LALI 2014

image014

Junio 6, 2014

Preámbulo
Nosotros los participantes al 51º. CONGRESO MUNDIAL de la FEDERACION INTERNACIONAL DE ARQUITECTOS PAISAJISTAS IFLA 2014 y al III Foro INICIATIVA LATINOAMERICANA DEL PAISAJE, LALI, nos comprometemos por la presente a un trabajo integral conjunto sin límites ni fronteras para recuperar al PAISAJE como IMPULSOR de FUTURO y FORMADOR de SOCIEDAD. Entendemos que la EXPERIENCIA DEL PAISAJE es la oportunidad diaria de vivir y no de sobrevivir. Consecuentemente convocamos a cada uno de los presentes y de los leyentes a sumar su ACCION a escuchar LA VOZ del PAISAJE que nos permita transitar el camino de la CONFIANZA entre estados y ciudadanía.

Compromiso
1- PENSAR PARA ACTUAR
El paisaje como factor de identidad, patrimonio y desarrollo convoca a TALLERES DE ACCION COMUNITARIA en todas las ciudades latinoamericanas. Las mejores iniciativas comunitarias serán difundidas a través de los canales de comunicación de la IFLA; del NODO LALI a nivel local, nacional, regional e internacional a fin de potencializar su MATERIALIZACION.

2 – INTERCONECTAR PARA CAMBIAR
Los DERECHOS DEL PAISAJE requieren una vinculación y retroalimentación proactiva con los mundos políticos, económicos, sociales y culturales de la comunidad. Los NUEVOS PARADIGMAS impulsarán los proyectos de LEY DEL PAISAJE desde las escuelas, universidades, centros comunitarios y parlamentos a fin de PARTICIPAR ACTIVAMENTE en la CONSTRUCCION del nuevo paisaje.

3 – VIVENCIAR PARA CREER
La VOZ del PAISAJE será expresada por las nuevas generaciones en ejemplos EXPERIMENTALES reales y virtuales que permitan RECUPERAR la CONFIANZA entre TODOS los estratos de la sociedad. Las propuestas de estos MUNDOS VIVENCIALES serán los ejemplos que el  IFLA difundirá a nivel mundial a fin de permitir que LATINOAMERICA ocupe su merecido protagonismo en la NUEVA CONCIENCIA del paisaje sustentable.

Conclusión
Una vivencia CONVOCANTE puede más que mil palabras y es por ello que TODOS nos comprometemos para que este camino sea detonante del CAMBIO por todos anhelado.

Pietro Laureano

PIETRO LAUREANO

Hace parte de nuestro grupo de ilustres asesores en la Iniciativa Latinoamericana del Paisaje LALI; quien nos acompañará como conferencista en el SIMPOSIO INTERNACIONAL DEL PAISAJE 2015 – Quindio, Colombia – .

“Debemos construir mirando a la tradición”. Lo dice alguien que ha vivido en una cueva. Y que lo ha aprendido todo de los oasis del Sáhara. – P. Laureano

“Para mí el oasis es el modelo de supervivencia en
situaciones extremas. Es ahí donde aprendí que
el hombre creó el paisaje y luego creó a Dios”. – P. Laureano

Descarge el artículo completo quí: El Periodico Dominical 04.05.14

 

“Equidad Urbana en el Desarrollo – Ciudades para la Vida”

El Foro Urbano Mundial (WUF) es un foro técnico no legislativo organizado por el Programa de Naciones Unidas para los Asentamientos Humanos (ONU-Habitat), auspiciado cada dos años en una ciudad diferente, para examinar las cuestiones más apremiantes a las que hoy en día que se enfrenta el mundo en el área de los asentamientos humanos, incluyendo la urbanización rápida y su impacto en ciudades, comunidades, economías, cambio climático y políticas. Se trata de la primera conferencia mundial en ciudades.

Desiree Martínez como presidente de la Federación Internacional de Arquitectos Paisajistas (IFLA) es uno de los ponentes de la mesa redonda de profesionales WUF7 Hábitat, . La IFLA reúne a profesionales en arquitectura del paisaje y tiene miembros en más de 70 países del mundo.

Hoy en día los objetivos centrales de la IFLA es fomentar la protección y la concienciación del paisaje a través de cartas nacionales de paisaje e iniciativas regionales, entre la sociedad civil, los gobiernos y otros actores sociales en temas como la protección del paisaje como elemento de calidad de vida. La Iniciativa Paisaje Latinoamericano (LALI) ha sido un ejemplo muy exitoso de la promoción de un acuerdo regional el cual se centra en todo tipo de paisajes – urbanos, rurales y naturales –.

Con el apoyo de la Alcaldía de Medellín y el Gobierno de Colombia, la ciudad será la anfitriona del WUF7, ofreciendo su propio paisaje urbano e inspirador, a más de 20.000 participantes provenientes de 160 países”.

Este año, la Séptima sesión del Foro Urbano Mundial se esta realizando del 5 al 11 de abril en la ciudad de Medellín, ciudad donde la LALI fue firmada y ratificada por 22 paises y 400 participantes hace 2 años en el mismo centro de convenciones Plaza Mayor, Colombia.

El WUF fomenta la participación de los socios de la Agenda Hábitat, la Iniciativa Latinoamericana del Paisaje LALI está representada por la presidenta mundial de la IFLA Desiree Martínez como representante del Habitat Professional Forum y GLoria Aponte coordinadora del Nodo LALI Educación.

Desde Medellín se propondrá en el WUF7 la adopción de una política de humanidad y de civilización que, según la ‘Carta Medellín’, debería “estar centrada en la salvaguarda de los bienes comunes y necesarios a la humanidad, los cuales serán siempre la esencia en la conservación, goce y disfrute de la vida en el planeta, por todos los seres vivos”.

Esa política de “humanidad y civilización” que se propone será posible si se sustenta, según la ‘Carta’, “en una ética global basada en la conciencia de lo sagrado de la vida, en los peligros mortales que hoy la rodean y en el carácter interrelacionado del vivir, guardando para todos, según sus lealtades y creencias, un profundo respeto y admiración, pues en ellos estaría el verdadero sustento de esa nueva ética”.

Tema que tratamos en nuestro II Foro LALI en Guayaquil! (El Suma qamaña es el equilibrio material y espiritual del individuo (saber vivir) y la relación armoniosa del mismo con todas las formas de existencia (convivir)”.

Hoy, cuando la comunidad internacional promueve consensos sobre una nueva agenda urbana mundial para los próximos 20 años, es el momento para repensar el rol de los ciudadanos, la sociedad y las ciudades.

“Ese ejercicio – afirma la ‘Carta Medellín’– permitirá comprender el protagonismo que la cultura, la educación, la ética y la sabiduría de cada pueblo tienen en la regeneración del vivir”, aspectos que permiten dar respuesta colectiva a los retos de la humanidad, entre ellos construir ciudades para la vida con equidad.

Programa Wuf7

CIUDACAS

Autor: Jimena Martignoni*

La ciudad latinoamericana es diferente de las demás ciudades.

No hay una sola por supuesto, pero podríamos perfectamente percibir al conjunto de cada una de ellas bajo un mismo formato y entonces englobarlas con un mismo patrón. Un patrón relacionado con una identidad única, apasionada, misteriosa, rica y deseada hasta la avaricia y la muerte en tiempos en que el oro abundaba, y aun en estos tiempos en que nada realmente abunda.

En Brasil hay ciudades surrealistas. Río de Janeiro es un lugar que pareciera requerir de una capacidad visual de 360 grados, especialmente al caminar Copacabana, ese borde maravilloso que expone a un lado la playa y el océano y al otro la ciudad colándose entre los morros. Diseñado por un maestro del paisaje, artista y músico, este borde no delimita sino que se sumerge bajo los pies del caminante urbano a modo de sendero-orilla-olas-partituras.

San Pablo es una máquina infernal que mueve cultura, gente y automóviles; cada día el metro mueve unos tres millones de personas bajo tierra, mientras otros tantos intentan movilizarse en la superficie, evitando atascos, horarios pico y reuniones en distintos puntos de la ciudad. Conviven allí el arte y la pobreza, la arquitectura de autor y el poder de las calles, el glamour y el miedo.

Belém, llegando a la desembocadura del Amazonas, permite a la gente un espectáculo diario y gratuito: ver pasar la lluvia cada tarde por sobre la superficie del río. Sentados o caminando el borde urbano-ribereño, los locales saben la hora exacta de la llegada de la masa de agua, frente a la ciudad caliente.

En Colombia las ciudades son verdes y frescas. En Bogotá, la ciudad derramada en los valles puede ser vista en su totalidad al asomarse desde los caminos que bordean los cerros-bosques; las avenidas son símbolo de detenimiento y entre los coches atrapados pasean los vendedores de bananas y mangos, despreocupados. La gente es cálida y abierta, como el clima. Igual que en Medellín, en donde las noches se ofrecen con el equilibrio perfecto de calidez y brisas frescas. En Bucaramanga, una pequeña ciudad entre montañas y reminiscencias coloniales, la gente le da tiempo a la vida. O eso pide y enseña al visitante apurado.

En Bolivia hay lugares cósmicos y lunares. El Salar de Uyuni, el desierto de sal más extenso del planeta, comunica con desiertos de arena y con pueblos perdidos de gente de pocas palabras y paso lento. Las ciudades altas, como Sucre o Potosí, son aun más lentas: una lentitud impuesta por la falta de oxígeno que viene con los 4.000 metros de altura sobre el nivel del mar y viene también con una pureza de espíritu y una humildad que se ve en los ojos y en las respuestas de quienes las habitan. El espíritu andino y de la puna atraviesa Perú y sus pueblos, que cuentan historias y leyendas del pasado más original. Lima se queda siempre con una atmósfera gris y húmeda, mezcla de ese aire andino y de la bruma del Océano Pacifico que la enmarca. Ofrece, sin embargo, los más increíbles sabores para el paladar, inolvidables frutos de mar y de árboles y plantas gloriosas y únicas.

El desierto sigue en Chile y baja hasta desaparecer de a poco entre pequeñas ciudades de mar, azules, muy azules, hasta llegar a Santiago, una ciudad casi aristocrática, asiento de la mejor arquitectura latinoamericana de los tiempos presentes, y que hace lo que puede entre cadenas montañosas que se desprenden de la Cordillera y la pre-Cordillera. Las pequeñas ciudades del sur van apareciendo aisladas por la estepa patagónica extendida entre caminos desolados y rebaños de ovejas, o entre bosques que van del verde al rojo y amarillo, siguiendo las estaciones del año, y enmarcan campos de tulipanes que remiten a tierras lejanas. El fin del mundo existe, y es propiedad chilena y argentina. El fin del mundo llega a un mar frío, lejano y místico.

Y como agua no falta en gran parte de esta tierra, el delta del Río de la Plata y los ríos que lo alimentan son el origen de otras ciudades bellas: Buenos Aires, Montevideo, Rosario. Imposible no ser una ciudad bella con una historia de río y puerto: puerto que trae historias de otras ciudades diversas y río de horizonte plateado, incomprensiblemente horizontal y eterno, que a veces se despliega libre para el caminante y otras debe buscarse en rincones escondidos que son oasis dentro de la negación urbana. Buenos Aires es igualmente plana, tiene carácter metropolitano y tiene tanto más de lo que sus habitantes le agradecemos cada día. Pero claro, el amor es ambivalente algunas veces y trae también rechazos. Montevideo es una expresión íntima de la experiencia urbana, en donde una rambla revestida en granito rosa hace devenir la presencia platense en imagen visual intensa. Rosario es, ante todo, amable, receptiva y segura de sí misma.

Hay más ciudad latinoamericana-sudamericana.

Hay tanta más tierra, más agua, más oro y más vida que la que un corto relato puede siquiera intentar esbozar.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

*Jimena Martignoni es arquitecta (UB) con posgrados en “Especialización de Planificación del Paisaje” (UBA) y en “Ambiente, Sociedad y Economía” (FLACSO). Dedicada desde 2004 a la curadoría y difusión de proyectos de arquitectura del paisaje, planificación y ciudad en Latinoamérica, ella escribe para revistas internacionales y es autora del libro “Latinscapes, el paisaje como materia prima” (Gustavo Gili, España, 2008); las monografías Mario Schjetnan: Entorno Urbano y Paisaje (Ed. Arquine, México, 2012) y Teresa Moller: Develando el Paisaje (Ed. Puro Chile, Chile, Febrero 2014); Broader Perspectives: Latin American landscapes, (Universidad de Dalian, China, Abril 2014).
Contribuyó regularmente (desde 2004 hasta 2012) para Landscape Architecture Magazine (USA), Topos (Alemania), Arquine (México), Landscape Design (China), Landscape Magazine (Emiratos Árabes Unidos) y ha colaborado con Architectural Record (USA), Green Source Magazine (USA), Green Places (UK) y en Argentina para la Revista Barzón, Revista Plot, 30-60 Cuadernos de Arquitectura y el diario La Nación.
Ella visita cada proyecto sobre el que escribe y trabaja con fotógrafos profesionales de Buenos Aires, São Paulo, Santiago, Bogotá, Medellín, Belém, Montevideo y Caracas.
Ha sido invitada por la Sociedad Central de Arquitectos (SCA) y por diferentes universidades (UBA, UB, UP, Universidad de Córdoba, Universidad de La Plata, Universidad Los Andes en Colombia) y es profesora regular de la Universidad Torcuato Di Tella (Buenos Aires), en el Programa de Posgrado de Paisaje.
Ha realizado un trabajo de investigación sobre el proceso de transformación urbano-social en la ciudad de Medellín, Colombia, apoyado por la Alcaldía de la misma ciudad y publicado en formato digital en ARQA (Marzo 2013).
Actualmente trabaja en el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, como consultor editorial y de investigación en el área de paisaje urbano. En noviembre 2012 su relato “Ciudacas” ha ganado el concurso convocado por el Consejo Profesional de Arquitectura y Urbanismo CPAU, “Relatos de Arquitectura y Ciudad”.

Carta Mexicana de Paisaje

Históricamente México sentó precedentes a nivel mundial al proteger legalmente los paisajes y bellezas naturales, así como el carácter de  poblados típicos y pintorescos. Desde principios del siglo XIX, se encuentran leyes y decretos donde se muestra el interés por los jardines botánicos, la creación de museos de historia natural, la conservación de monumentos históricos, artísticos y de bellezas naturales.

Durante la primera mitad del siglo XX, se realizaron valiosos esfuerzos en materia de legislación para la protección de patrimonio paisajístico, entre los que destacan la Ley sobre Protección y Conservación de Monumentos y Bellezas Naturales (publicada en el diario oficial de la federación, el 31 de enero de 1930, y la Ley sobre Protección y Conservación de Monumentos Arqueológicos e Históricos, Poblaciones Típicas y Lugares de Belleza Natural(publicada en el Diario Oficial de la Federación, el 19 de enero de 1934).

Desde la promulgación de la Ley Federal de Monumentos y Zonas Arqueológicos, Artísticos e Históricos en 1972, y posteriormente, la incorporación de un apartado sobre protección de áreas  naturales en  la Ley General de Equilibrio Ecológico y Protección al Ambiente de 1988, los esfuerzos legislativos han seguido caminos  paralelos para la protección y conservación de paisajes culturales  y naturales, sin que exista a la fecha un concepto genérico que abarque las diversas expresiones del patrimonio paisajístico.

En 1999 se reformó la Constitución Política de México con el propósito de salvaguardar el medio ambiente: se insertó en el Artículo 4 el derecho de toda persona a un medio ambiente adecuado para su desarrollo y bienestar, y se modificó el Artículo 25 para incorporar el mandato al Estado de garantizar que el desarrollo nacional sea integral y sustentable. Por otra parte, en el 2003 se promulgó la Ley para el Desarrollo Forestal Sustentable, la cual define al paisaje como un servicio ambiental indispensable de preservación.

Actualmente, aún cuando diversos ordenamientos jurídicos federales y locales, contemplan disposiciones orientadas a la conservación, protección o recuperación del paisaje, éstas han sido insuficientes para contener y revertir los intensos procesos de transformación, que experimentan sobre todo aquellos paisajes urbanos y costeros que constituyen un referente directo de la percepción del entorno por la sociedad, y representan la base del desarrollo económico altamente vulnerable ante los efectos del Cambio Climático.

Frente a la severa e irreversible afectación de los únicos  y diversos paisajes mexicanos es impostergable su revaloración como un recurso ambiental estratégico para la sustentabilidad del desarrollo, basado en un esfuerzo interdisciplinario, trans-sectorial, intergubernamental y participativo incluyente que oriente la adopción de políticas públicas y la puesta en marcha de proyectos de vanguardia en nuestro país.

Así como consideramos los aspectos legales y ambientales, también reconocemos la importancia del aspecto social del paisaje. Diversos estudios científicos demuestran que la calidad visual del entorno está relacionada directamente con el bienestar social y, que la presencia de áreas verdes favorece sensiblemente a la tranquilidad emocional de las personas. Tener relación con una área natural ayuda a la concentración, la disposición y capacidad de enfrentar los problemas con más sensatez y mayor tranquilidad.

A través de esta Carta los signatarios nos comprometemos a revalorar integralmente el paisaje, promoviendo el desarrollo de un marco jurídico adecuado a las necesidades presentes y futuras para su protección, incorporando a todos los sectores gubernamentales y ciudadanos por medio de políticas, programas y acciones  relacionados con las múltiples dimensiones y  expresiones del paisaje, intensificando la cooperación de toda la sociedad en este esfuerzo.

En esta Carta declaramos los principios fundamentales para la protección, revalorización, y  reconocimiento del paisaje, considerando su diversidad y su calidad de bien público….

Fuente: http://paisajesculturales.mx/2013/03/21/carta-mexicana-de-paisaje/

Descargue aquí la Carta Mexicana de Paisaje