NUESTRA ÚLTIMA SOMBRA

No es posible imaginar el universo sin árboles. Son el paisaje, el hogar del espíritu silvestre, el horizonte; la referencia inmediata con lo inalcanzable. Sin ellos nos faltaría el aliento. ¿Dónde el origen, el centro inmóvil de la vida aferrada a sus raíces? ¿De los años como heridas abiertas en sus paredes vegetales?

Los árboles sueñan las palabras entrecortadas; las escriben en cada hoja. No saben del olvido, no los borra el tiempo. Se reinventan en nuestras manos, aceptan su destino de ángel caído, de barca para volver al río, de espacio para guardar el sueño, de muro para detener las tormentas.

Izan sus velas anhelando tocar el cielo, se llenan de lianas para arropar el viento; tienen miedo de las ciudades, de las campanas, de la velocidad de los trenes y del sollozo de los muertos; prefieren ser puertas y ventanas para el color. No quieren cuerdas que tensen su cuerpo, esperan la seda del rocío sobre sus hombros. Un abrazo de agua asciende por su tronco para llenarlo de flores y de frutos dulces; secreto que encierra la vida primigenia, cuando en las moléculas apareció la clorofila, y al tacto de la luz solar y del agua, se formaron los azucares.

Cada veta es un dibujo de minerales y de ríos, en su lenta travesía, y cada nudo, el lecho de otra rama para sostener el canto de un pájaro. Las hojas están hechas de luz inversa para alimentar las ramas en las noches de frío.

Un árbol cae en su centro cuando está herido, sus células añosas empiezan a morir, pero será lumbre otra vez; es la sangre de la tierra. Cada uno de sus anillos cuenta si fue amada su sombra, si una mano lo acarició, si el polvo secó sus arroyos, si fue un desierto por dentro o un pájaro mudo. Hay anillos de albura en tiempos pródigos como rezos, como bandadas de golondrinas. Nunca está vacío un árbol. Está lleno de historias, de mares pequeños, de prolongados inviernos; es el Om , el sentido cósmico, el centro del universo, donde el palpitar persiste como un clamor. Ama la vida, sabe que es agua, y por eso se aferra al suelo; absorto mira pasar los ríos con sus canoas en duermevela. En la noche recoge las estrellas y las guarda en sus fardos de hojas.

El árbol está ligado al desarrollo del hombre, a la civilización. Fue su primera llama, su quena de nostalgia, el fruto dulce, el pan. Representa la casa que permanece en la memoria; el albergue para el dolor que no se dice. Cuando los años pasan levantamos sus ramas, en cada puesta de sol, para volver a mirar la infancia.

Mientras escribo caen, en esta página, las flores amarillas de los guayacanes; vuelan los vellones rojos del carbonero; y un Tulipán Africano libera una bandada de pájaros anaranjados. Llegan colibríes a libar la luz de las palabras.

En la brisa se enredan los velos blancos de la inflorescencia de un guamo, que teje cintas de plata en la cordillera; sombrío para el cafetal triste que lo reclama. El árbol del caucho ofrece su madera blanca y sus venas abiertas, poco le importa que su tronco sangre. Un samán antiguo, coronado de semillas, se inclina para columpiar a un niño. El árbol del pan, húmedo de sol, inventa una fiesta para las abejas. Se aroma el aire, se detiene.

Donde cae un árbol vencido por la tormenta, vuelan mariposas de siete colores. Y la vida continúa en el navegar de un barco antiguo, atraca en desiertos, en mares de hielo; detenida, a veces, por flechas adversas, por sismos, por muros, pero sigue la curva de nuevas germinaciones.

El árbol es elemento espiritual de todas las culturas. Nuestra última sombra. Riqueza del hombre y destino del viento. En él se funden la fuerza del león y del toro, alados por el misterio, en esta tierra al sur, en este trópico sin tiempo.

 

Esperanza Jaramillo

Poeta Quindiana

Colombia

120150428054929.png

Anuncios

Exposición / Encuentro: Francia en los Andes

La Alcaldía de Burdeos en asociación con la Universidad de los Andes, realiza un Agora en Bogotá en torno a la noción de paisaje. Veintidós películas y entrevistas a arquitectos, urbanistas y paisajistas, consagradas a la idea de patrimonio y a la de espacio público constituyen la base de la exposición. Fotografías de artistas colombianos, Mateo Pérez y Fernando Cruz, así como de voluntarios de la Fundación Cerros de Bogotá, completan este encuentro entre paisajes filmados del mundo y realidades de la identidad colombiana. Debates y un taller entre profesionales y académicos franceses y colombianos buscará dar respuesta a preguntas como: ¿Qué entendemos por paisaje en Bogotá? ¿Por qué es pertinente que Bogotá se interrogue sobre su(s) paisaje(s)? ¿Cómo hacer del paisaje una herramienta de ordenamiento territorial?

Descargar programa AQUÍ

franciaandes

Summit on Landscape Architecture and the Future

Calling all change-makers who are passionate about sustainability, challenging the status quo, pursuing big ideas, and playing their unique role! The Landscape Architecture Foundation (LAF) is convening a diverse group of preeminent thinkers and influencers from around the world to set the course for landscape architecture to make its vital contribution in the 21st century.

The Summit on Landscape Architecture and the Future will critically reflect on what landscape architecture has achieved over the last 50 years and present bold ideas for what it should achieve in the future. Over the course of two days, 70 established and emerging leaders will present their “Declarations” and engage in lively debate about realizing landscape architecture’s potential and effecting real world change.

The Summit marks 50 years since Ian McHarg and other leading landscape architects composed LAF’s seminal Declaration of Concern, which decried the burgeoning environmental crisis and heralded landscape architecture as critical to help solve it. Building on this legacy, this one-time historic gathering will culminate in a redrafting of the original 1966 Declaration of Concern and a landmark publication of the ideas presented.

Join the best minds and rising stars in contemporary landscape architecture, broaden your thinking, get inspired, and help propel the profession forward!

 

REGISTER ONLINE

The New Landscape Declaration: A Summit on Landscape Architecture and the Future

When

June 10-11, 2016

Where

University of Pennsylvania
Philadelphia

New Document: “Guidelines for the analysis, protection and enhancement of the landscape scenic characters”.

The Italian Ministry for Cultural Heritage and Activities and Tourism has released a new document on landscape scenic character “Guidelines for the analysis, protection and enhancement of the landscape scenic characters”.

The guidelines focus on the protection of visual relationships, which connect designated heritage assets and outstanding features with their settings and the landscape as a whole, and illustrate how regional and local planning can deal with scenic resources.

You can donwload it here:

LLGG Paesaggio Scenico

Concurso Arquideas – Nature Observatory of Amazonia (NOA) Sudamérica

NOA_FLYER 800 WEB

Arquideas es una comunidad de estudiantes y jóvenes profesionales del mundo de la arquitectura y el diseño.

Arquideas tiene como principal objetivo difundir el talento y la creatividad de estos jóvenes y contribuir así al acercamiento entre los ámbitos académico y profesional de la arquitectura y el diseño.

Arquideas, a través de sus concursos, pretende fomentar la participación de este colectivo en el debate arquitectónico actual, generando una selección de propuestas de calidad que aporten soluciones a las diferentes problemáticas planteadas en el enunciado de sus concursos.

Los participantes tienen así la posibilidad de mostrar sus propuestas a la sociedad, a la vez que se familiarizan con un procedimiento cada vez más habitual para poder acceder a los encargos profesionales más atractivos del panorama internacional.

Arquideas expondrá los trabajos presentados a cada concurso en su plataforma web y difundirá los premiados en revistas de arquitectura de alcance internacional, así como en webs y blogs especializados, para dar a conocer las mejores propuestas presentadas, así como a su autor/es.

Mediante la difusión de las propuestas presentadas en cada concurso, Arquideas ofrece la posibilidad a los participantes de enriquecer su currículum, obteniendo alguno de los premios o menciones honoríficas, concedidas por un Jurado de reconocido prestigio.

Descarga aquí las bases del concurso: → NOA BASES

” PAISAJEURBE 8 ” Paisaje, Territorio y Sustentabilidad”

El Paisaje como construcción social es parte del modelo de Desarrollo Sustentable y plantea un cambio respecto de la relación Territorio/Estado Ciudadano y una interacción entre la Sociedad y la Naturaleza. Los Estados y las regiones comienzan a necesitar nuevas políticas públicas de Ordenamiento Territorial, y es allí donde los observatorios de Paisaje nacen como los nuevos centros de estudio, asesoramiento y propuestas para el cambio.

Como todos los años, invitamos a ustedes a ser parte de esta jornada  que, una vez más, nos reencuentra y nos permite reflexionar sobre variados aspectos que hacen al caracter e identidad de  nuestros paisajes.

” PAISAJEURBE 8 ” Paisaje, Territorio y Sustentabilidad”

Los esperamos el próximo 29 de abril en el horario de 9:30 a 17:00 en la Universidad de Palermo – Mario Bravo 1050 – 6° piso- Aula Magna. La actividad es libre y gratuita. Se otorgan certificados de asistencia.

Requiere inscripción previa en este link :

http://fido.palermo.edu/servicios_dyc/noticiasdc/eventos/detalle_agenda.php?id_activ=6124

 Descarga el programa aquí: PROGRAMA PAISAJEURBE

Invita:
Nodo Buenos Aires -Red Argentina del Paisaje
Asociación Civil sin fines de lucro

 

Mes Mundial de la Arquitectura del Paisaje 2014

World Landscape Architecture Month WLAM 2014

Mes Mundial de la Arquitectura del Paisaje 2014

“Estado del arte del PAISAJE en Colombia”

En 2006, la Federación Internacional de Arquitectos Paisajistas IFLA eligió abril como el Mes de la Arquitectura del Paisaje en todo el mundo. Hoy día muchos países celebran este mes con múltiples actividades. El objetivo del programa es lograr el reconocimiento nacional, regional y de la sociedad a la profesión de la arquitectura del paisaje, al mismo tiempo posicionar nuestras obras dentro de un contexto global. Se trata de un ambicioso proyecto destinado a fomentar el interés público en los eventos y actividades relacionadas con el paisaje. Cada año en Abril liderado por los gremios profesionales y las iniciativas de paisaje regionales, los arquitectos paisajistas se unen a los colegas del mundo, con los profesionales del Hábitat, las instituciones y la sociedad civil a fin de celebrar los avances de la profesión.

Abril es el mes perfecto para compartir el quehacer y llegar a diversas comunidades; destacándose por el Día de la Tierra (22 de abril), y por la convocatoria regional que hace la Iniciativa Latinoamericana del Paisaje LALI (15 de Abril) para el intercambio de las buenas practicas.

La Arquitectura de Paisaje es una disciplina integral e integradora que se ocupa de la planeación, diseño y construcción de los espacios abiertos como parte del sistema natural y humano desde una perspectiva ambientalmente responsable, socialmente incluyente y culturalmente significativa.

Con base en su misión de fortalecer la Arquitectura del Paisaje en Colombia; la promoción de la dimensión paisajística y su visión holística en la planificación, gestión y ordenación del territorio; la Sociedad Colombiana de Arquitectos Paisajistas_ SAP se constituye en la agremiación punta de lanza de profesionales especializados para convocar esta conferencia y visibilizar el trabajo profesional en sinergia con otras profesiones y con la industria de la construcción

CIUDACAS

Autor: Jimena Martignoni*

La ciudad latinoamericana es diferente de las demás ciudades.

No hay una sola por supuesto, pero podríamos perfectamente percibir al conjunto de cada una de ellas bajo un mismo formato y entonces englobarlas con un mismo patrón. Un patrón relacionado con una identidad única, apasionada, misteriosa, rica y deseada hasta la avaricia y la muerte en tiempos en que el oro abundaba, y aun en estos tiempos en que nada realmente abunda.

En Brasil hay ciudades surrealistas. Río de Janeiro es un lugar que pareciera requerir de una capacidad visual de 360 grados, especialmente al caminar Copacabana, ese borde maravilloso que expone a un lado la playa y el océano y al otro la ciudad colándose entre los morros. Diseñado por un maestro del paisaje, artista y músico, este borde no delimita sino que se sumerge bajo los pies del caminante urbano a modo de sendero-orilla-olas-partituras.

San Pablo es una máquina infernal que mueve cultura, gente y automóviles; cada día el metro mueve unos tres millones de personas bajo tierra, mientras otros tantos intentan movilizarse en la superficie, evitando atascos, horarios pico y reuniones en distintos puntos de la ciudad. Conviven allí el arte y la pobreza, la arquitectura de autor y el poder de las calles, el glamour y el miedo.

Belém, llegando a la desembocadura del Amazonas, permite a la gente un espectáculo diario y gratuito: ver pasar la lluvia cada tarde por sobre la superficie del río. Sentados o caminando el borde urbano-ribereño, los locales saben la hora exacta de la llegada de la masa de agua, frente a la ciudad caliente.

En Colombia las ciudades son verdes y frescas. En Bogotá, la ciudad derramada en los valles puede ser vista en su totalidad al asomarse desde los caminos que bordean los cerros-bosques; las avenidas son símbolo de detenimiento y entre los coches atrapados pasean los vendedores de bananas y mangos, despreocupados. La gente es cálida y abierta, como el clima. Igual que en Medellín, en donde las noches se ofrecen con el equilibrio perfecto de calidez y brisas frescas. En Bucaramanga, una pequeña ciudad entre montañas y reminiscencias coloniales, la gente le da tiempo a la vida. O eso pide y enseña al visitante apurado.

En Bolivia hay lugares cósmicos y lunares. El Salar de Uyuni, el desierto de sal más extenso del planeta, comunica con desiertos de arena y con pueblos perdidos de gente de pocas palabras y paso lento. Las ciudades altas, como Sucre o Potosí, son aun más lentas: una lentitud impuesta por la falta de oxígeno que viene con los 4.000 metros de altura sobre el nivel del mar y viene también con una pureza de espíritu y una humildad que se ve en los ojos y en las respuestas de quienes las habitan. El espíritu andino y de la puna atraviesa Perú y sus pueblos, que cuentan historias y leyendas del pasado más original. Lima se queda siempre con una atmósfera gris y húmeda, mezcla de ese aire andino y de la bruma del Océano Pacifico que la enmarca. Ofrece, sin embargo, los más increíbles sabores para el paladar, inolvidables frutos de mar y de árboles y plantas gloriosas y únicas.

El desierto sigue en Chile y baja hasta desaparecer de a poco entre pequeñas ciudades de mar, azules, muy azules, hasta llegar a Santiago, una ciudad casi aristocrática, asiento de la mejor arquitectura latinoamericana de los tiempos presentes, y que hace lo que puede entre cadenas montañosas que se desprenden de la Cordillera y la pre-Cordillera. Las pequeñas ciudades del sur van apareciendo aisladas por la estepa patagónica extendida entre caminos desolados y rebaños de ovejas, o entre bosques que van del verde al rojo y amarillo, siguiendo las estaciones del año, y enmarcan campos de tulipanes que remiten a tierras lejanas. El fin del mundo existe, y es propiedad chilena y argentina. El fin del mundo llega a un mar frío, lejano y místico.

Y como agua no falta en gran parte de esta tierra, el delta del Río de la Plata y los ríos que lo alimentan son el origen de otras ciudades bellas: Buenos Aires, Montevideo, Rosario. Imposible no ser una ciudad bella con una historia de río y puerto: puerto que trae historias de otras ciudades diversas y río de horizonte plateado, incomprensiblemente horizontal y eterno, que a veces se despliega libre para el caminante y otras debe buscarse en rincones escondidos que son oasis dentro de la negación urbana. Buenos Aires es igualmente plana, tiene carácter metropolitano y tiene tanto más de lo que sus habitantes le agradecemos cada día. Pero claro, el amor es ambivalente algunas veces y trae también rechazos. Montevideo es una expresión íntima de la experiencia urbana, en donde una rambla revestida en granito rosa hace devenir la presencia platense en imagen visual intensa. Rosario es, ante todo, amable, receptiva y segura de sí misma.

Hay más ciudad latinoamericana-sudamericana.

Hay tanta más tierra, más agua, más oro y más vida que la que un corto relato puede siquiera intentar esbozar.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

*Jimena Martignoni es arquitecta (UB) con posgrados en “Especialización de Planificación del Paisaje” (UBA) y en “Ambiente, Sociedad y Economía” (FLACSO). Dedicada desde 2004 a la curadoría y difusión de proyectos de arquitectura del paisaje, planificación y ciudad en Latinoamérica, ella escribe para revistas internacionales y es autora del libro “Latinscapes, el paisaje como materia prima” (Gustavo Gili, España, 2008); las monografías Mario Schjetnan: Entorno Urbano y Paisaje (Ed. Arquine, México, 2012) y Teresa Moller: Develando el Paisaje (Ed. Puro Chile, Chile, Febrero 2014); Broader Perspectives: Latin American landscapes, (Universidad de Dalian, China, Abril 2014).
Contribuyó regularmente (desde 2004 hasta 2012) para Landscape Architecture Magazine (USA), Topos (Alemania), Arquine (México), Landscape Design (China), Landscape Magazine (Emiratos Árabes Unidos) y ha colaborado con Architectural Record (USA), Green Source Magazine (USA), Green Places (UK) y en Argentina para la Revista Barzón, Revista Plot, 30-60 Cuadernos de Arquitectura y el diario La Nación.
Ella visita cada proyecto sobre el que escribe y trabaja con fotógrafos profesionales de Buenos Aires, São Paulo, Santiago, Bogotá, Medellín, Belém, Montevideo y Caracas.
Ha sido invitada por la Sociedad Central de Arquitectos (SCA) y por diferentes universidades (UBA, UB, UP, Universidad de Córdoba, Universidad de La Plata, Universidad Los Andes en Colombia) y es profesora regular de la Universidad Torcuato Di Tella (Buenos Aires), en el Programa de Posgrado de Paisaje.
Ha realizado un trabajo de investigación sobre el proceso de transformación urbano-social en la ciudad de Medellín, Colombia, apoyado por la Alcaldía de la misma ciudad y publicado en formato digital en ARQA (Marzo 2013).
Actualmente trabaja en el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, como consultor editorial y de investigación en el área de paisaje urbano. En noviembre 2012 su relato “Ciudacas” ha ganado el concurso convocado por el Consejo Profesional de Arquitectura y Urbanismo CPAU, “Relatos de Arquitectura y Ciudad”.

Manifiesto del Paisaje

Por: Diana Balmori

Palabras en el marco de la firma de la LALI en Medellín 20 de Octubre 2012

H_BalmoriDiana_LG

“El papel del paisaje para nuestro tiempo debe ser redefinido. Es urgente. Dos nuevas tareas principales emergen de esa redefinición. En primer lugar, el paisaje ahora crea un nuevo tipo de ciudad habitable, en segundo lugar, a través del diseño se puede negociar la coexistencia de los seres humanos con el resto de la naturaleza. Para diseñar una ciudad habitable que convive con la naturaleza en su conjunto requerirá el establecimiento de relaciones diferentes entre las partes. Tenemos que alinear nuestro trabajo y nuestras vidas con el fin de participar en la permanente re-creación de nuestro mundo. Para esta nueva coexistencia con la naturaleza y este nuevo tipo de ciudad, el medio es el paisaje. La herramienta es el diseño. Diseño debe instaurar una nueva relación con la naturaleza y hacer una co-existencia visible a través de una resolución estética. El diseño puede crear el marco para un nuevo tipo de vida urbana que deja atrás el siglo XIX y los planes maestros y el diseño urbano del siglo XX”.