4ta. Jornada de Paisajes Patrimoniales en México

25, 26 y 27 de Octubre de 2017
Ciudad de México

En esta edición de la Jornada de Paisajes Patrimoniales se plantea la discusión de dos conceptos, que nos permiten reflexionar sobre la importancia de preservar territorios, cuyos valores culturales se encuentran en peligro de desaparecer o en vías de recuperación. Se plantean, también, la problemática sobre los diferentes sectores de la sociedad que se encuentran resistiendo los embates del turismo, la gentrificación, los megaproyectos de extracción de los recursos naturales, la especulación inmobiliaria y/o el abandono de nuestros paisajes culturales. Por esta razón invitamos a investigadores, estudiantes, funcionarios públicos, gestores y al público en general a participar con propuestas sobre las experiencias, los resultados de investigación, los proyectos de gestión y ordenación del territorio y de las políticas públicas, a contribuir en el debate sobre nuestro actuar en el futuro próximo para preservar nuestros paisajes patrimoniales.

Cuotas:
Ponentes Investigadores $1000.00
Ponentes Estudiantes $500.00
Ponentes Miembros de la REMEP $500.00
Asistentes que deseen constancia $250.00
Público en general ENTRADA LIBRE

Resúmenes:
La fecha límite para la entrega de propuestas será hasta el 22 de septiembre de 2017. El resumen debe incluir título de la ponencia, nombre del autor, datos institucionales y de contacto, además del eje temático donde desea ser incluido. Con un máximo de 400 palabras, señalando las aportaciones del trabajo en el marco de la jornada.

Mayores informes:
paisajespatrimoniales@gmail.com

 

21199783_714638062076727_3697603608061728450_o.jpg

Anuncios

TALLERES DE PAISAJE COLABORATIVOS

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

En septiembre de 2017, cuatro expertos de la Universidad de Sheffield (Inglaterra), viajarán hasta Latinoamérica para realizar talleres en torno a la arquitectura del paisaje en conjunto con cuatro universidades de paisaje de Latinoaméricas. El objetivo de estos talleres es compartir ideas, retos en la disciplina y así mismo reforzar los lazos de colaboración en el aprendizaje, la enseñanza y la investigación entre Latinoamérica y el Reino Unido.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Martha Fajardo, coordinadora general de la Iniciativa Latinoamerica del Paisaje LALI, es mágister en Arquitectura del Paisaje de la Universidad de Sheffield y Doctor en Letras Honoris Causa de la misma Universidad.  La Universidad de Sheffield es su alma matter, la experiencia y conocimientos allí obtenidos los tiene profundamente adscritos en su ADN. Su vínculo con la Universidad de Sheffield ha marcado un camino y ha dejado un legado en ella para convertirla en una de las mujeres pioneras líderes en el ámbito del paisaje en Latinoamérica.

Desde la Iniciativa Latinaomericana del Paisaje LALI, en el marco de la celebración de sus 5 años de ratificación, los animamos a ser parte activa de estos talleres los cuales se realizarán en cuatro paisajes latinoamericanos diferentes. Los Talleres de Paisaje Colaborativos se realizarán junto a otros líderes del paisaje latinoamericano, como lo son Gloria Aponte (Colombia), Osvaldo Moreno (Chile), Marcelo D’Andrea (Argentina) Alejandro Cabeza (México).

Para más información:

https://www.sheffield.ac.uk/landscape/events/sheffield_south_america_vist_2017

 

Captura de pantalla 2017-08-19 a las 18.18.41.png

 

 

PREMIO NACIONAL DE ARQUITECTURA XII BIENAL: VENEZUELA

La Iniciativa Latinoamericana del Paisaje LALI felicita a las autoras Carla Urbina y María Villalobos, por el reconocimiento obtenido con el proyecto: “Paisajes urbanos botánicos en Maracaibo como escuelas vivas: lecciones desde el jardín botánico de Roberto Burle Marx” en Venezuela .

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

XII Bienal Nacional de Arquitectura
En 2016 se llevó a cabo la XII Bienal Nacional de Arquitectura (BNA). Se trata de un gran esfuerzo ad honorem que realizan directivos, coordinadores y colaboradores del Colegio de Arquitectos de Venezuela (CAV). Y es que a pesar de tratarse de una Bienal, cuya periodicidad debería ser cada 2 años, en Venezuela sólo se han realizado doce (12) bienales en los cincuenta (50) años que tiene el CAV. Se trata de un logro de la actual Junta Directiva el haber realizado la XI BNA en 2014 y a XII BNA en 2016. Se puso fin a un vacío de más de trece (13) años, en el lapso más reciente, lo que a pesar de la complicada situación que atraviesa nuestro país, es un logro significativo. La XII BNA constituyó el escenario para el encuentro de esfuerzos realizados por colegas que se sobreponen a las dificultades, a las carencias y producen una edilicia de calidad, al servicio del país.
La muestra que conformó la exposición de la XII BNA constaba de más de sesenta (60) trabajos, entre proyectos construidos, no construidos, tesis de pregrado, productos de investigación y publicaciones. Desde finales de noviembre de 2016 hasta febrero de 2017, en la Sala de Exposiciones de la Biblioteca Central de la Universidad Simón Bolívar, se expusieron los posters y libros concursantes. Allí se reunieron trabajos realizados por equipos multidisciplinarios liderados por arquitectos venezolanos y enmarcados en el tema de la Bienal: “Arquitectura en Positivo, compromiso con el País”.

El Premio Nacional de Arquitectura de la XII Bienal
Según lo expresado en el Acto Público de Lectura de Veredictos y su consecuente comunicado emitido por el CAV, el día 23 de febrero de 2017, se dio a conocer el veredicto de premiación de proyectos participantes en la XII edición de la BNA. Y por primera vez, se otorga el Premio Nacional de Arquitectura, por unanimidad, a un proyecto de restauración patrimonial. Se trata de un trabajo presentado por las arquitectos Carla Urbina y María Villalobos, intitulado: “Paisajes urbanos botánicos en Maracaibo como escuelas vivas: lecciones desde el jardín botánico de Roberto Burle Marx”.
Este galardón forma parte de los reconocimientos otorgados por el CAV en la XII BNA. Se trata de premios y menciones honoríficas de quince (15) categorías cuya ubicación de las obras se distribuye ampliamente en Venezuela, a saber, nueve (9) en Caracas, quince (15) en el interior y uno (1) en el exterior (1). Ello demuestra, como lo dice el veredicto, que “la calidad arquitectónica no solo se centra en la capital, pues la mayoría de los reconocimientos están dedicados a obras ubicadas en el interior del país”.

Las autoras
Urbina y Villalobos son egresadas de la Escuela de Arquitectura de la Universidad Rafael Urdaneta (1997), ambas recipiendarias de la Maestría en Diseño Urbano de la Universidad Metropolitana (2000), y desde entonces trabajan juntas, aunque hubiesen kilómetros de distancia entre España, Estados Unidos y Francia, países estos que las adoptaran en sus estudios, en las Universidad Politécnica de Madrid (Urbina), Harvard y Versailles (Villalobos).
En el 2001, las arquitectos formaban parte del Centro de Diseño Urbano de la Universidad Metropolitana, que fue una de las instituciones ganadoras del Premio Nacional de Arquitectura X Bienal, pues el premio fue otorgado en 2001 al conjunto de instituciones que realizó un plan de Rehabilitación para el Litoral Central, afectado por los aludes torrenciales de 1999.
Posteriormente, ambas arquitectos inician en 2009 trabajos de investigación para la elaboración del Plan de Rehabilitación Integral del Jardín Botánico de Maracaibo (JBM). Ello incluyó, junto a un gran equipo de trabajo la concreción de la Fundación Jardín Botánico de Maracaibo, la recuperación de planos, gráficos y dibujos de Burle Marx y de los cuadros fitogenéticos de Aristeguieta, la búsqueda de recursos e interés por recuperar el JBM progresivamente y la reapertura del mencionado jardín en 2013 restaurado parcialmente, luego de más de dos (2) décadas de cierre y desmantelamiento.
Para las autoras y su equipo de colaboradores, este reconocimiento es un aliciente para seguir adelante. Ellas esperan que “las obras de rehabilitación de paisaje sigan caminos de rigurosidad y trabajo colaborativo hacia la catalogación patrimonial, disfrute ciudadano y labor didáctica. Así como que los planes para la actuación paisajística en la ciudad, en especial en la Avenida 5 de Julio, sean abordados desde la comprensión del valor ecológico, propagación de especies nativas, y eliminación de obstáculos (físicos o de ideas) que permitan el paso hacia bosques y oasis que se extiendan por toda la ciudad, extendiendo la riqueza ecológica hacia el lago de Maracaibo”.

El trabajo ganador: Paisajes urbanos botánicos en Maracaibo como escuelas vivas: Lecciones desde el Jardín Botánico de Roberto Burle Marx
El trabajo ganador de la XII BNA concursó en la categoría “Restauración Patrimonial”, en donde recibió el premio de tal categoría. Luego, tal como establece el Reglamento de la Bienal nacional, entre los trabajos ganadores en cada una de las quince (15) categorías, el jurado elige el Premio Nacional de Arquitectura XII Bienal.
En cuanto al contenido que motivó la decisión del jurado, destaca la complejidad y asertividad de la propuesta. El trabajo conlleva investigación, diseño, construcción, restauración a partir de una obra patrimonial que prácticamente estaba devastada. Las autoras unieron voluntades para el rescate del JBM, Maracaibo, Estado Zulia, Venezuela. Así mismo, el trabajo ganador reúne y reconoce dos esfuerzos, el de la recuperación del JBM y la propuesta para la Av. 5 de Julio, proyecto de Arquitectura del Paisaje basado en preceptos aprendidos por las autoras en el JBM.
El JBM es una de las últimas obras del reconocido artista brasileño del paisaje de la modernidad: Roberto Burle Marx, quien en la plenitud y cúspide de su experiencia y productividad, proyecta el único jardín botánico que realizó. Acertadamente, el paisajista brasileño se unió con el destacadísimo de la botánica venezolana, Leandro Aristeguieta, para conformar y concretar esta obra, centro de investigación, docencia y recreación pasiva. Fue concebido por ambos en 1983 como Jardín Escuela para la preservación del Bosque Seco Tropical y ahí fundaron la primera Escuela de Horticultura en América Latina. Ese es el origen del JBM, un equipo irrepetible, prodigioso y visionario.
El Jardín Escuela fue diseñado para ser construido mientras se enseñaba a sus constructores y horticultores el cómo y el por qué hacerlo. En el proceso de la construcción y conformación de los grupos de especímenes a sembrar en el JBM, estudiantes, obreros y profesores se embarcaron en expediciones botánicas. Allí aprendieron taxonomía, fitogeografía, cualidades estéticas para construir el jardín, conformación de colecciones florísticas, además del privilegio de disfrutar de clases in situ de parte de Burle Marx, Aristeguieta y otros grandes maestros. La inauguración del JBM fue también el acto de graduación de la primera promoción de Horticultores Paisajistas de América Latina. Solo egresó esa única promoción.
Una vez puesta en marcha estrategias del plan de rehabilitación paisajística de Urbina y Villalobos, junto al equipo de la Fundación Jardín Botánico de Maracaibo, lograron la reapertura del JBM parcialmente recuperado en 2013, después de 20 años de cierre. Tal proceso de recuperación todavía continúa.
Es claro que las autoras vislumbran el futuro del JBM como un proceso pedagógico y creativo, pues el proyecto de su recuperación contempla simultaneidad entre la investigación y la acción. Como consecuencia de ello, las autoras realizan y presentan el Plan Maestro del Paisaje Urbano de la Avenida 5 de Julio, importante arteria vial ubicada en Maracaibo, como una hipotética expansión conceptual, basada en los fundamentos del JBM.
El trabajo ganador propone un proceso de preservación inteligente, no para recuperar un pasado imposible, sino para celebrar la preservación de la misión pedagógica esencial del JBM, mediante la expansión y adaptación de sus principios a escala territorial.

Captura de pantalla 2017-05-11 a las 20.25.25.png

 Nota de prensa completa PDF

El paisaje: esperando su oportunidad en Latinoamérica

Por  

El paisaje es uno de los recursos naturales que hoy en día, a nivel internacional, ha crecido su interés por su importancia ecológica (como expresión externa de la funcionalidad de los ecosistemas) y por la demanda social (turismo, calidad de vida, cultura y como fuente de innovación).

Acostumbrados los ciudadanos a ver paisajes degradados y banalizados como evidencia de una desidia en su gestión, emerge la necesidad de recuperar, transformar y crear paisajes de calidad como expresión indisociable de una correcta gestión y ordenación paisajística del territorio. De este modo, el paisaje ha pasado así a formar parte del interés general como un elemento significativo del marco de vida cotidiano y del bienestar de la población.

En Latinoamérica, los cambios ocurridos en el paisaje durante las últimas décadas han originado la degradación de numerosos hábitats afectando negativamente a la biodiversidad del continente. Ocupación del territorio por asentamientos no planificados, explotaciones mineras descontroladas, deforestación, cambios de uso de la tierra, cambios en los modos de vida de la población, .. han atentado seriamente al patrimonio natural y paisajístico de la región.

No obstante, el paisaje como fuente de oportunidades, beneficios para la seguridad alimentaria, cambio climático, biodiversidad, mitigación de la pobreza, cultura e identidad de las personas espera su turno de ser oído y rescatado de la especulación del mercado y de la desidia de la política contingente. Mientras tanto, la población civil se organiza y actúa en favor del paisaje con acciones concretas y activas como la Iniciativa Latinoamericana del Paisaje que promueve el reconocimiento, la valoración, la protección, la gestión y la planificación sostenible del paisaje latinoamericano, mediante la adopción de convenios que reconozcan la diversidad y los valores locales, nacionales y regionales, así como los principios y procesos pertinentes para salvaguardarlo.

Captura de pantalla 2017-03-20 a las 17.42.36.png

El paisaje reúne dimensiones materiales e inmateriales, de ahí la amplia variedad de aspectos que abarca que ha llevado a una multiplicidad de métodos de análisis y evaluación, con objeto de poner en valor un recurso cada vez más escaso. Sin embargo no existe un modelo determinado y fijo, sino que cada experto o grupo de expertos lo aplica en función de su forma de ver el paisaje, quizás sin llegar a comprender los aspectos sociales y culturales del paisaje estudiado.

Es por tanto de gran interés, conocer los métodos y aproximaciones al estudio del paisaje, para dar respuesta a problemas prácticos de gestión del territorio, tanto desde la perspectiva de la valoración del paisaje como recurso para la conservación de áreas naturales, como para la planificación de los usos del territorio o incluso para restaurar zonas alteradas.

Este artículo ha sido escrito por el Dr. Gonzalo de la Fuente del Val, colaborador docente de Fondo Verde, ONG dedicada a la educación ambiental en América Latina y el Caribe que está actualmente ofreciendo un curso posgrado internacional con una beca 100% de la OEA sobre Análisis del Paisaje: Herramienta de Gestión, Ordenación y Planificación Territorial

 

Artículo publicado en:

https://www.travindy.com/es/2017/03/el-paisaje-esperando-su-oportunidad-en-latinoamerica/

 

Arquitectas aprenden de los maestros Burle Marx y Aristeguieta y ganan Premio Nacional de Arquitectura, Venezuela 2017

El Premio
Según comunicado emitido por el Colegio de Arquitectos de Venezuela, el día 23 de febrero, se dio a conocer el veredicto de premiación de proyectos participantes en la XII edición de la Bienal: “Arquitectura en Positivo, compromiso con el País”. Se ha otorgado el Premio Nacional de Arquitectura, XX Bienal Nacional, a las arquitectas Carla Urbina y María Villalobos por el trabajo:

Paisajes urbanos botánicos en Maracaibo como escuelas vivas: lecciones desde el jardín botánico de Roberto Burle Marx.

En noviembre de 2016 fue inaugurada la exposición de proyectos participantes en la XII Bienal Nacional de Arquitectura, en la Biblioteca de la Universidad Simón Bolívar, que reunió proyectos de equipos liderados por arquitectos venezolanos, en busca de apoyar el tema de la Bienal: “Arquitectura en Positivo, compromiso con el País”.

El veredicto
El veredicto del nutrido equipo del jurado apunta que “La restauración patrimonial del Jardín Botánico de Maracaibo y la propuesta del Master Plan de la Avenida 5 de Julio que extrapola y aplica criterios aprendidos en el JBM, constituyen un valioso aporte, en donde “investigar es practicar y preservar es educar, sobre y desde el paisaje patrimonial vivo y cambiante”.

Las autoras

URBINA VILLALOBOS

Urbina y Villalobos son egresadas de la Escuela de Arquitectura de la Universidad Rafael Urdaneta (1997), Magisters en Diseño Urbano de la Universidad Metropolitana (2000), y desde entonces trabajan juntas aunque hubiesen kilómetros de distancia entre España, Estados Unidos y Francia, quienes las adoptaran en sus estudios en las Universidad Politécnica de Madrid (Urbina), Harvard y Versailles (Villalobos). En el 2001 las arquitectas formaban parte del Centro de Diseño Urbano de la Universidad Metropolitana, que fuera una de las instituciones ganadoras del Premio Nacional de Arquitectura 2001, con los proyectos de Rehabilitación para el Litoral Central, afectado por los aludes torrenciales de 1999. Desde el 2009 inician trabajo de investigación para la elaboración del Plan de rehabilitación Integral del Jardín Botánico de Maracaibo, que permitió, junto al trabajo de un gran equipo de la Fundación Jardín Botánico de Maracaibo, su reapertura en el 2013, trabajo que sigue en proceso. Actualmente, ambas dirigen Botanical City, organización para la transformación de paisajes culturales. Urbina es profesora de la Universidad del Zulia-Venezuela y Villalobos es profesora en la Universidad de Pensilvania-EEUU.

Este reconocimiento es un gran incentivo para las arquitectas, fundadoras de Botanical city. Urbina y Villalobos, junto a su equipo profesional, y con el apoyo de aliados, maestros asesores y colaboradores, laboran en un puente proyectual entre Maracaibo y Nueva York, y esperan que “las obras de rehabilitación de paisaje sigan caminos de rigurosidad y trabajo colaborativo hacia la catalogación patrimonial, disfrute ciudadano y labor didáctica. Así como que los planes para la actuación paisajística en la ciudad, en especial en la Avenida 5 de Julio, sean abordados desde la comprensión del valor ecológico, propagación de especies nativas, y eliminación de obstáculos (físicos o de ideas) que permitan el paso hacia bosques y oasis que se extiendan por toda la ciudad, extendiendo la riqueza ecológica hacia el lago”.

El trabajo: Paisajes urbanos botánicos en Maracaibo como escuelas vivas: Lecciones desde el Jardín Botánico de Roberto Burle Marx[1]

Esta investigación comienza en el Jardín Botánico de Maracaibo (JBM) inaugurado en 1983, el cual fue concebido por Roberto Burle Marx (paisajista brasilero) y Leandro Aristeguieta (botánico venezolano) como Jardín Escuela para la preservación del Bosque Seco Tropical y como la primera Escuela de Horticultura en América Latina. Una vez puesta en marcha estrategias de nuestro plan de rehabilitación paisajística, junto al equipo de la Fundación Jardín Botánico de Maracaibo, el JBM fue reabierto en 2013, después de 20 años de cierre. La conversación sobre el futuro del JBM como un proceso pedagógico y creativo, presenta el Plan Maestro del Paisaje Urbano de la Avenida 5 de Julio, en Maracaibo, como una hipotética expansión del JBM.

El JBM propone simultaneidad entre la investigación y la acción. El jardín-escuela fue diseñado para ser construido mientras enseña a todos sus constructores cómo y porqué hacerlo. En el JBM, estudiantes y profesores se embarcaron en expediciones botánicas, aprendieron sobre taxonomía, fitogeografía, cualidades estéticas, para construir el jardín y tener clases in situ lideradas por Aristeguieta, junto a Burle Marx y otros grandes maestros. La inauguración del JBM fue también el acto de graduación de la primera promoción de Horticultores Paisajistas de América Latina.

Se propone un proceso de preservación, no para recuperar un pasado imposible, sino para celebrar la preservación de la misión pedagógica esencial del JBM mediante la expansión y adaptación de sus principios a escala territorial.

El Master Plan de Paisaje: Bosques y Oasis para la Avenida 5 de Julio, sirve como primer ejemplo experimental de cómo podría funcionar la expansión hipotética del JBM con base en los tres principios: a) la estructura y secuencia fitogeográfica se convierte en una aventura urbana de aprendizaje, b) las armaduras de agua del jardín continúan hacia la ciudad y se convierten en un sistema de soporte de lo vivo y un dispositivo experiencial homogéneo para conectar los bosques nativos diversos y c) la red de centralidades botánicas, secuencia de oasis para acoger los programas educativos artístico-botánicos.

Este proyecto de vida vuelve a la cuestión de preservación del JBM como proceso de transformación que escapa lo material y habita el poder pedagógico del jardín-escuela que se construye a sí mismo, donde la investigar es practicar y preservar es educar, sobre y desde del paisaje patrimonial vivo y cambiante.

Hito
La XII Bienal Nacional de Arquitectura, marca un nuevo hito en la historia de las Bienales venezolanas, iniciadas en 1963, reconociendo grandes arquitectos y equipos, entre ellos: Carlos Raúl Villanueva, Tomás José Sanabria, Jesús Tenreiro, Universidades, Tomás Lugo. Este es el primer premio nacional que se otorga a un proyecto de rehabilitación de paisaje cultural, como obra de restauración patrimonial.

Urbina y Villalobos, se honran en compartir el Premio con su equipo, colegas ganadores, familia, amigos y sus maestros: David Gouverneur, Oscar Grauer, Nuri Boffil, Lourdes Peñaranda, Haruyoshi Ono, José Tabacow, Ana Luengo, Catherine Chomarat-Ruiz y Francois Galletti. “Este nuevo paso respalda proyectos, planes y obras que construyen y siembran, en un país que requiere comprender su historia, valorar su patrimonio (natural o construido), definir criterios y metas claras, sumar fortalezas, actuar con roles definidos, sin improvisar, exaltar el territorio como patrimonio fuente de enseñanzas para un País de libertad”.

Prensa Botanical City. Marzo, 2017.

[1] Extracto de la memoria descriptiva presentada ante la Bienal.

Anexo: Imágenes del poster y proyectos representados.

Veredicto (link a la página del Colegio de Arquitectos de Venezuela): http://bit.ly/2m0bBl1

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Bienvenida al nuevo año desde el NODO LALI JURÍDICO

LALI montajetucuman copy.jpg

Siempre darle la bienvenida a un nuevo año implica hacer un balance del año transcurrido.
El 2016 estuvo, para el Nodo Jurídico LALI, signado por una meta que nos propusimos en el encuentro de La Paz: Iniciar el proceso de la redacción de un borrador de Convenio Latinoamericano del Paisaje.

En mi tarea de Coordinador del Nodo Jurídico, convoque a las Doctoras Nora Lifschitz y Cristina Mascaró y también a la Técnica Maribel Pérez Molina, ambas del Nodo Bs. As. de  la Red Argentina del Paisaje y nos pusimos a trabajar. Contamos con la participación de Martha Fajardo y Carlos Jankilevich que junto con la Dra. Diana Zuluaga nos hicieron aportes y correcciones. Pudimos redactar el primer borrador del texto y también revisarlo en el encuentro realizado en Tucumán el 27 y 28 de mayo/ 2016 convocado por RAP y LALI.

En dicho texto borrador nos propusimos explicar:

  • Qué entendemos por paisaje
  • Cuál es la visión holística del paisaje y porqué es un derecho
  • La importancia de catalogar las unidades de paisaje
  • Caracterizar los conflictos que por lo general son comunes a nuestra América Latina
  • Y también reconocer el rol del estado en relación a esos conflictos

Los antecedentes jurídicos de las leyes, decreto, reglamentos que conjuntamente con conclusiones de encuentros, congresos y declaraciones conformaron un paquete de antecedentes que nos sustentaron  nos permitieron redactar el convenio.

Pero ya comenzó el desafío del 2017:

– Corregirlo
– Enriquecerlo
– Sumarle experiencias

Para llegar al encuentro LALI del V cumpleaños con este texto fruto de un real consenso latinoamericano, e impulsarlo para que sea reconocido por los parlamentos de los distintos países.

roberto_mulieri

Roberto Mulieri

Coordinador NODO JURIDICO LALI

2017: celebración y desafios LALI 5 años

Comienza un nuevo año para la Iniciativa Latinoamericana del Paisaje LALI y así mismo para nuestro paisaje en Latinoamérica. Un año que se proyecta lleno de desafios, retos, compromisos… un año en donde el aunar esfuerzos y seguir creando sinergias nos permitirán una vez más alcanzar nuestras metas y hacer cumplir nuestros sueños.

Nuestros desafios para el año 2017

  • Por una “Convención Latinoamericana del Paisaje”
  • Buenas Practicas 2ª Convocatoria 2017
  • FORO LALI 5 años (2012-2017)
  • Celebración en Colombia 5 años: Encuentro Sociedad Civil Red de Iniciativas Ciudadanas por el Paisaje
  • Publicación virtual “Pioneras de la Arq. del Paisaje Latinoamericano (AIWA-LALI)”
  • Seminario Internacional en América Latina (Argentina, Chile, Colombia y México) 2017. Landscape Department/ Sheffield University. Septiembre 10/17
  • LALI-Corporación Patrimonio & Paisaje: transitando la Red de Parlamentarios por el Paisaje
  • Seminario LALI 2017: Reencuentro con el Agua un nuevo genius loci. (Ciudades, Pueblos, Paisajes entorno a los ríos, mar, quebradas, lagos, lagunas, humedales)

Todos somos el paisaje y hacemos parte de esta iniciativa que nació hace 5 años desde la sociedad civil para la sociedad civil. En donde se puso en manifiesto nuestros principios éticos fundamentales para promover el reconocimiento, la valoración, la protección, la gestión, el diseño y la planificación sostenible de nuestro paisaje latinoamericano.

image006.png

lali-5-an%cc%83os

EL NOMBRE DE ANDES DE QUINDÍO EN VEZ DE CORDILLERA CENTRAL

Por Alberto Gómez Mejía

Tal vez desde mediados de la centuria de 1.700, la hoy impropiamente llamada “Cordillera Central” se denominaba “Andes de Quindío”, “Montañas de Quindío” y “Sierra Nevada del Quindío”, nombres que fueron utilizados en los textos de los viajeros que cruzaron estas tierras, durante los siglos XVIII y XIX. La primera referencia que encontramos sobre el nombre “Quindío” para denominar la cordillera aparece en el Diccionario histórico-geográfico de la América Meridional del sacerdote jesuita Giandomenico Coleti, publicado originalmente en Venecia en 1771, en el que aparece este texto: “Quindío (Chindii Montes): montañas altas y quebradas en la Provincia de Popayán, que deben atravesarse para ir a Anserma y otros lugares. El camino es impracticable en el invierno, y aún en el verano es difícil y peligroso. El clima es muy frío”. También José María Espinosa, en 1813, se refiere a la “Montaña de Quindío”. Charles Saffray describe la región con estas palabras: “Altas montañas cuyo conjunto se designa con el nombre de Quindío”. En la nota necrológica que Francisco José de Caldas publicó en 1808 en el Semanario del Nuevo Reyno de Granada, a raíz de la muerte de José Celestino Mutis, dijo que, para sus operaciones de investigación, el científico se había asentado en la localidad de Mariquita, “situada esta ciudad al pie de los Andes de Quindío”.

Entre 1550 y 1850 se presentó en el planeta una “pequeña edad de hielo”, lo que explica la razón por la cual Alexander von Humboldt y Aimé Bonpland hubiesen hecho referencia a la “Cordillera Nevada del Quindío” o de las “Montañas nevadas del Quindío” . A su turno, Gasphar Theodore Mollien, con ocasión de su viaje en 1823, hablaba de “las montañas cubiertas de nieve que forman el Quindío”. En una misiva que el Cabildo de Ibagué le envió al Virrey José Solís Folch de Cardona, Duque de Montellano, le manifestaba que “… en esta miserable ciudad solo se mantiene de los sugetos (sic) que transitan una montaña que llaman Quindío, la que resulta su traspaso a las provincias del Chocó camino sumamente brevísimo para aquellas Provincias, como para la de Popayán, Buga, Cali, Cartago y otros parages (sic)…”. A su turno, la palma de cera del Quindío, Ceroxylon quindiuense, adquirió esa denominación por las poblaciones que aún subsisten en el departamento del Tolima, por cuanto los científicos se toparon con ella en las inmediaciones de Toche, por el camino nacional, cuando venían de Ibagué, rumbo a Cartago. Esto confirma simplemente que Toche hacía parte de la región de los Andes de Quindío y que de allí el nombre de la palma.

El vocablo Quindío aparece originalmente escrito sin tilde y en ciertos casos con terminación en u, “Quindiu”. Inclusive en algunos eventos la copian con acento agudo, “Quindiú”; así por ejemplo, Humboldt afirma que “los habitantes de los Andes de Quindiú fabricaban cirios con la capa espesa de cera que envuelve el tronco de una palmera [Ceroxylon andicola, que hemos divulgado en las plantas equinoccionales, t.I p.9, lam. I y II]” . En otra obra el mismo Humboldt hacía referencia al paso “de la montaña Quindiu o Quindio, entre las ciudades de Ibagué y Cartago”. Por su parte, Alcide D’Orbigny señalaba en 1836 que “el camino entre Ibagué y Cartago pasa por el Quindiu”. Finalmente, el botánico Aimé G. Bonpland también utilizó la denominación “Quindiu”, como puede leerse, por ejemplo, en la carta que le envió a José Celestino Mutis desde Popayán el 27 de junio de 1802. Eliseo Reclús así lo condensaba finalmente: “La rama central de los Andes colombianos está netamente limitada por el curso de los ríos gemelos, el Magdalena y el Cauca; a menudo se le da el nombre de Cordillera del Quindío, por el de su famoso boquerón que se halla en la mitad de su trayecto. Es de las aristas colombianas que ofrece más acabado aspecto de una cordillera regular desprovista de macizos laterales: también ostenta las cumbres más altivas y alpestres del país”.

Conforme a estos y a otros testimonios, la región denominada “Quindío” ocupaba originalmente un territorio aproximado de 15.000 km², con un rango altitudinal entre los 500 y los 5.000 metros sobre el nivel del mar, diferentes pisos térmicos, una interesante multiplicidad de ecosistemas (desde la vegetación xerofítica hasta las áreas nivales, pasando por los páramos, los bosques de niebla y los bosques premontanos), una exuberante diversidad de especies de flora y fauna y unos paisajes de ensoñación. Este territorio, enmarcado entre los 4º y los 5º 15’ de latitud norte y entre los 74º 45’ y los 76º de longitud occidental, estaba cruzado durante el siglo XIX por los límites geopolíticos de los Estados Soberanos del Cauca, Tolima y Antioquia, y comprendía la totalidad del departamento del Quindío (que no alcanza los 2.000 km²) y algunas porciones de los actuales departamentos de Risaralda, Caldas, Valle y Tolima, en los Andes centrales de Colombia: iba desde el río Cauca hasta el río Magdalena y desde el sur del departamento del Quindío hasta la mitad del departamento de Caldas, aproximadamente. Toda esta región tuvo una significativa comunidad indígena, la misma que fue masacrada durante el genocidio español, que se llama con eufemismo “Descubrimiento de América y conquista española”. James Parsons hace sobre este tema una referencia muy ilustrativa sobre nuestras etnias locales: “Todo indica la existencia de una densa población en el territorio antioqueño. La ocupación de las tierras agrícolas óptimas de la hoya del Quindío ha debido ser una de las más densas de toda la América meridional precolombina. Con datos incuestionables, Tulio Ospina considera que es muy lógico calcular una población aborigen de 600.000 para Antioquia en los días de la conquista… Con la adición del Quindío, densamente poblado, la cifra puede aumentarse por lo menos a un millón…”. Cuando Humboldt cruzó el Quindío en octubre 1803, hizo referencia a que el único grupo humano era uno pequeño de indígenas Pijaos, que ocupaban la tierra más fría de las montañas de la región, y que habían sobrevivido al exterminio, y huido de los europeos, para refugiarse en las zonas más altas; todos los demás fueron aniquilados por los representantes del imperio español. Luego de casi doscientos años de abandono, cuando ya transcurría la mitad del siglo XIX, la región comenzó a ser nuevamente ocupada por seres humanos, principalmente por antioqueños. Se llamaba entonces la cordillera “Andes de Quindío”.

Según Humboldt, la palabra Andes proviene de la dicción “Antis, de Anta, cobre en la lengua quichua”; y el vocablo Quindío, por su parte, está relacionado con los Quindos, uno de los varios grupos indígenas que habitaron en la zona antes del etnocidio español.
No pudimos establecer en qué momento las autoridades encargadas de la nomenclatura geográfica de Colombia, resolvieron cambiar la denominación de Andes de Quindío por el de Cordillera Central. Porque dicho sea de paso, si se confirma la teoría de la formación de una nueva cordillera de la cual harían parte la Serranía del Baudó y la isla Gorgona, quedarían cuatro cordilleras y no habría una central, por lo que necesariamente tendríamos que regresar al bello nombre original de nuestra cadena montañosa, “Andes de Quindío”, como nosotros lo hacemos.

Documento en PDF con referencias bibliográficas

Memorias V FORO LALI EN PANAMÁ

El pasado 24 de octubre de 2016 se celebró el V FORO de reflexión LALI y Taller Internacional en la Ciudad del Saber en Panamá. El Foro se encontraba enmarcado en el Congreso IFLA AR-Urbio 2016 “De la Ciudad al paisaje: Diseñar para la salud y la biodiversidad”.

Más de 100 personas de diferentes países latinoamericanos y de otros continentes nos acompañaron en el taller y quienes participaron contastaron los avances y esfuerzos que se están desarrollando en latinoamérica.

A continuación se enumerará de manera cronológica (siguiendo la agenda del FORO) el nombre de los ponentes junto a sus respectivas presentaciones descargables.

Agradecemos de manera especial a Grupo Verde LTDA por su patrocinio en la invitación de conferencistas internacionales.


BLOQUE I: LALI REFLEXION Y AVANCES REGIONALES

Martha Fajardo

Martha Fajardo / Colombia

Coordinadora General LALI

Presentación PDF


SANDRA AISMAN

Sandra Aguilar / Argentina

Coordinadora Nodo LALI Buenas Prácticas

Presentación PDF


patricia

Patricia Navas / Colombia

Miembro LALI Buenas Prácticas y diseñadora gráfica de:

Libro Convocatoria LALI Buenas Prácticas


Arquitecta Colombiana Diana Wiesner.jpg.crop_display

Diana Wiesner / Colombia

Coordinadora Nodo SOCIVIL

Presentación PDF


claudia_misteli_pic

Claudia Misteli / Colombia

Coordinadora LALI Nodo Comunicaciones

Presentación PDF


paola

Paola Zellner / Estados Unidos

Coordinadora Proyecto IAWA – LALI “Mujeres Pioneras de la Arquitectura del Paisaje”

Presentación PDF

Convenio IAWA – LALI


Carlos Jankilevich

Carlos Jankilevich / Costa Rica

Coordinador LALI Catálogos – Carta de Paisaje Centro América y Caribe

Presentación PDF

→ Carta del Paisaje de Centro América y el Caribe


BLOQUE II: “EL PROYECTO DE LEY REGIONAL”

Captura de pantalla 2016-06-27 a las 18.02.56

Roberto Mulieri / Argentina

Coordinador LALI Nodo Jurídico – Presidente Red Argentina del Paisaje RAP

Video Conferencia


Nora Lifschitz y Maribel Perez / Buenos Aires

Coautoras LALI-RAP  “Hacia una convención del paisaje latinoamericano: motivos y articulado


ricardo

Ricardo Riveros / Chile

Miembro de la Red de Alcaldes y Parlamentarios  por el Paisaje (Corporación Patrimonio y Paisaje) y Secretario LALI Foros

Presentación PDF


Captura de pantalla 2017-03-11 a las 16.56.19.png

Alejandra Orozco / Costa Rica

Directora Endémica – “Costa Rica: por una Política Publica del Paisaje”

Video Conferencia


 BLOQUE III TALLER “PAISAJE Y MUNDO LOCAL”

pere

Pere Sala i Martí / Cataluña

Coordinador del Observatorio del Paisaje de Cataluña

Presentación PDF


001d329

Ana Luisa Artesi

Caso Argentina

Presentación PDF


CeciliaPHerzog

Cecilia Herzog / Brasil

Caso Brasil: Colectivos Urbanos Transforman la Gente y el Paisaje

Presentación PDF


captura-de-pantalla-2016-10-30-a-las-12-09-01

Otniel de Moya y Eduardo Sánchez

Caso Centro América: Parque termas naturales aguas calientes

Presentación web


monica

Mónica Palma Caso Chile: Barrio Balmaceda “Corporación Patrimonio & Paisaje”

Presentación PDF

Descarga libro Barrio Balmaceda


Diana-Wiesner_avatar_1410136448-160x160

Diana Wiesner

Caso Colombia: Fundación Cerros

Presentación PDF


rubengomez.jpeg

Ruben Gómez

Caso Colombia: “Medellín en perspectiva de paisaje”

Presentación PDF

LALI_LATIN.jpg

Resultados: CONVOCATORIA LALI BUENAS PRÁCTICAS

PRÁCTICAS DEL PAISAJE EN LATINOAMÉRICA

La primera Convocatoria de Iniciativa Latinoaméricana del Paisaje, LALI Buenas Prácticas 2016, invitó a los profesionales del paisaje, del habitat, a los arquitectos paisajistas de América Latina y toda América a participar a través de proyectos que promuevan el reconocimiento, la valoración, la protección, la gestión y la planificación sostenible del paisaje latinoamericano.

La amplitud de la convocatoria contó con la participación de veintiséis (26) proyectos de los países de México, Colombia, Perú, Argentina, Chile, Brasil y Uruguay; con propuestas presentadas de diferentes escalas resolutivas del paisaje.

Los objetivos de la selección de los proyectos fueron considerados por su calidad un aporte a la región y a la profesión en todos sus aspectos, basados en los principios orientadores de LALI de reconocer el paisaje como vital, considerar a todos los seres vivos, priorizar al paisaje cotidiano, incorporar la biodiversidad y sus servicios ecosistémicos, inspirar las buenas prácticas y promover corresponsabilidad.

Los proyectos seleccionados por el Jurado en sus Categorías son los siguientes:

• Paisaje urbano, natural y social

Parque Ecológico Nacional Antonio Raimondi
PERÚ, Distritos de Ancón y Puente Piedra, departamento de Lima.
Autor (s) Ministerio del Ambiente – MINAM, Proyecto Especial Parque Ecológico Nacional Antonio Raimondi – PEPENAR | Desarrollo del Proyecto: Equipo PEPENAR | Diseño: Karina Puente Frantzen, Javier Lazarte Remisio, Elisabet Olivares Zapiain, Miguel Linares Huaringa

FICHA GRAFICA _Parque Raimondi

• Paisajes Urbanos

Paisaje Sustentable San Sebastián.
ARGENTINA, Barrio Privado San Sebastián Pilar, Buenos Aires
Autor(s): Grinc Regeneración Ambiental. Representante Alberto Andrés Giudici

ficha-grafica-grinc

• Paisajes naturales

Parque Restinga de Mambucaba.
BRASIL, Rio de Janeiro, Paraty.
Autor (s) Eduardo Barra, Arquiteto Paisagista ABAP

ficha-grafica-portugues-v13-eduardo-barra-restinga200

• Paisajes culturales

Sendas del Pillahuinco Parque Lineal
ARGENTINA, Coronel Pringles. Provincia de Buenos Aires. Autor (s) Lic. PDP Lucila Buron. Lic. PDP Andrés Plager, Ar. Mario Carmona | QUID Consultora.

ficha-grafica-sendas-del-pillahuinco-a5

• Paisajes sociales

Presentación Proyecto Plaza La Estrella de los Mares
CHILE, Villa El Cabildo, Pudahuel, Santiago de Chile. Autor (s) Magdalena Barros Mcintosh, Francisca Oteiza Fierro, Victor Acuña Jimenez; Contraparte Municipal: Ana Cristina Torrealba Medina, David Traslaviña Burgos

lali-buenas-practicas-plaza-la-estrella-de-los-mares-chile-magdalena-barros-mcintosh

• Paisajes rurales

La gestión de los paisajes de páramo en el marco de la Iniciativa Latinoamericana del Paisaje: propuesta metodológica aplicada a Nariño.
COLOMBIA, Pasto, Nariño.
Autor (s) Diego Andrés Muñoz Guerrero

ficha-grafica-proyecto-diego-mun%cc%83oz

• Paisajes de infraestructuras

Parque Puchuncaví
CHILE, Comuna de Puchuncaví, Región de Valparaíso
Autor (s). AES GENER S.A Representante: André Picart Gonzalez

Ficha gráfica.jpg

• Paisajes artísticos y efímeros

Casa de Meditación.
MEXICO, Carretera Tijuana-Ensenada KM 40, Ciudad de Misericordia, Rosarito, Baja California.
Autor (s) Osvaldo Andrade López

ficha-grafica-convocatoria-2016-lali-buenaspracticas_osvaldo-andrade-lopez

“Los criterios de evaluación pusieron el foco en el pensamiento creativo e innovativo, nivel resolutivo de problemáticas del paisaje; integridad del contexto entre la identidad del territorio y quienes los habitan; y un aporte fundamental la Visión del paisaje latinoamericano del siglo XXI, detectando disparadores o principios del nuevo gen”.

En referencia a los mismos, los proyectos resultantes ganadores corresponden a las siguientes categorías:

Paisaje urbano, natural y social: Parque Ecológico Nacional Antonio Raimondi.
PERÚ, Distritos de Ancón y Puente Piedra, departamento de Lima.
Por corresponder al carácter propositivo e intencional de una propuesta holística, local e integrativa del paisaje en Latinoamerica.

Paisajes naturales: Parque Restinga de Mambucaba.
BRASIL . Río de Janeiro. Paraty
Por integrar problemáticas naturales y aspectos sociales y culturales como base para un futuro del paisaje en Latinoamérica.

Paisajes de infraestructuras: Parque Puchuncaví .
CHILE .Comuna de Puchuncaví, Región de Valparaíso
Se destaca la intención de resolución de transformación del territorio integral; aplicando en su discurso una nueva economía que aporta una visión del Paisaje en Latinoamerica.

La Convocatoria ha sido un inicio de oportunidades, para interrelacionarnos y explorar la diversidad de acciones que se desenvuelven hoy sobre el paisaje. Un momento relevante para preguntarnos hacia donde nos dirigimos, con quien nos referenciamos, cuáles son nuestras herramientas para actuar armónicamente en el territorio.

Hemos arribado desde las Buenas Prácticas, a reconsiderar nuevas acciones de posicionamiento del Paisaje en Latinoaméricana; rescatando la historia del paisaje integrativo que desarrollaron nuestro primeros habitantes, ejemplo holístico de apropiación del territorio natural, y sus aspectos sociales, productivos, tecnológicos, religiosos, que hoy continua latente; enfatizando la urgencia de formación del Profesional del Paisaje en Latinoamérica y de difusión de esta disciplina a los actores sociales públicos y privados, arribando a los sitios más frágiles de conocimiento; observando en estado de alerta, la integridad y la relación óptima del crecimiento urbano sobre el patrimonio natural de nuestra geografía; posicionando el paisaje social como pieza clave en el desarrollo del paisaje urbano, creando adecuadas metodologías y modelos de gestión; fomentando el avance científico y nuevas tecnologías que emerjan de las propias necesidades del territorio y sus habitantes, proyectando un futuro armónico y económico para los nuevos tiempos.

Motivados por las tendencias de los resultados lanzaremos próximamente la Segunda Convocatoria LALI BUENAS PRACTICAS.

NOTA PARA LALI
Por Sandra J. Aguilar
Arquitecta Especialista en Planificación y Diseño del Paisaje
Responsable NODO LALI BUENAS PRACTICAS

La convocatoria agradece a los Miembros del Jurado que con su visión y experiencia profesional; han desarrollado un profundo trabajo y dedicación para evaluar los proyectos presentados: Arquitecta Desiree Martínez, representante de IFLA AMERICAS; Arquitecta Gloria Aponte, representante de NODO LALI EDUCACIÓN, Licenciado  Ciencias Ambientales Pere Sala i Martí,  representante del OBSERVATORIO DEL PAISAJE DE CATALUÑA, como parte de las alianzas OPC y LALI; Arquitecta Laura P.Spinadel, representante ARQUITECTOS; y profesionales representantes del NODO LALI BUENAS PRACTICAS.

Resultados en PDF