PREMIO NACIONAL DE ARQUITECTURA XII BIENAL: VENEZUELA

La Iniciativa Latinoamericana del Paisaje LALI felicita a las autoras Carla Urbina y María Villalobos, por el reconocimiento obtenido con el proyecto: “Paisajes urbanos botánicos en Maracaibo como escuelas vivas: lecciones desde el jardín botánico de Roberto Burle Marx” en Venezuela .

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

XII Bienal Nacional de Arquitectura
En 2016 se llevó a cabo la XII Bienal Nacional de Arquitectura (BNA). Se trata de un gran esfuerzo ad honorem que realizan directivos, coordinadores y colaboradores del Colegio de Arquitectos de Venezuela (CAV). Y es que a pesar de tratarse de una Bienal, cuya periodicidad debería ser cada 2 años, en Venezuela sólo se han realizado doce (12) bienales en los cincuenta (50) años que tiene el CAV. Se trata de un logro de la actual Junta Directiva el haber realizado la XI BNA en 2014 y a XII BNA en 2016. Se puso fin a un vacío de más de trece (13) años, en el lapso más reciente, lo que a pesar de la complicada situación que atraviesa nuestro país, es un logro significativo. La XII BNA constituyó el escenario para el encuentro de esfuerzos realizados por colegas que se sobreponen a las dificultades, a las carencias y producen una edilicia de calidad, al servicio del país.
La muestra que conformó la exposición de la XII BNA constaba de más de sesenta (60) trabajos, entre proyectos construidos, no construidos, tesis de pregrado, productos de investigación y publicaciones. Desde finales de noviembre de 2016 hasta febrero de 2017, en la Sala de Exposiciones de la Biblioteca Central de la Universidad Simón Bolívar, se expusieron los posters y libros concursantes. Allí se reunieron trabajos realizados por equipos multidisciplinarios liderados por arquitectos venezolanos y enmarcados en el tema de la Bienal: “Arquitectura en Positivo, compromiso con el País”.

El Premio Nacional de Arquitectura de la XII Bienal
Según lo expresado en el Acto Público de Lectura de Veredictos y su consecuente comunicado emitido por el CAV, el día 23 de febrero de 2017, se dio a conocer el veredicto de premiación de proyectos participantes en la XII edición de la BNA. Y por primera vez, se otorga el Premio Nacional de Arquitectura, por unanimidad, a un proyecto de restauración patrimonial. Se trata de un trabajo presentado por las arquitectos Carla Urbina y María Villalobos, intitulado: “Paisajes urbanos botánicos en Maracaibo como escuelas vivas: lecciones desde el jardín botánico de Roberto Burle Marx”.
Este galardón forma parte de los reconocimientos otorgados por el CAV en la XII BNA. Se trata de premios y menciones honoríficas de quince (15) categorías cuya ubicación de las obras se distribuye ampliamente en Venezuela, a saber, nueve (9) en Caracas, quince (15) en el interior y uno (1) en el exterior (1). Ello demuestra, como lo dice el veredicto, que “la calidad arquitectónica no solo se centra en la capital, pues la mayoría de los reconocimientos están dedicados a obras ubicadas en el interior del país”.

Las autoras
Urbina y Villalobos son egresadas de la Escuela de Arquitectura de la Universidad Rafael Urdaneta (1997), ambas recipiendarias de la Maestría en Diseño Urbano de la Universidad Metropolitana (2000), y desde entonces trabajan juntas, aunque hubiesen kilómetros de distancia entre España, Estados Unidos y Francia, países estos que las adoptaran en sus estudios, en las Universidad Politécnica de Madrid (Urbina), Harvard y Versailles (Villalobos).
En el 2001, las arquitectos formaban parte del Centro de Diseño Urbano de la Universidad Metropolitana, que fue una de las instituciones ganadoras del Premio Nacional de Arquitectura X Bienal, pues el premio fue otorgado en 2001 al conjunto de instituciones que realizó un plan de Rehabilitación para el Litoral Central, afectado por los aludes torrenciales de 1999.
Posteriormente, ambas arquitectos inician en 2009 trabajos de investigación para la elaboración del Plan de Rehabilitación Integral del Jardín Botánico de Maracaibo (JBM). Ello incluyó, junto a un gran equipo de trabajo la concreción de la Fundación Jardín Botánico de Maracaibo, la recuperación de planos, gráficos y dibujos de Burle Marx y de los cuadros fitogenéticos de Aristeguieta, la búsqueda de recursos e interés por recuperar el JBM progresivamente y la reapertura del mencionado jardín en 2013 restaurado parcialmente, luego de más de dos (2) décadas de cierre y desmantelamiento.
Para las autoras y su equipo de colaboradores, este reconocimiento es un aliciente para seguir adelante. Ellas esperan que “las obras de rehabilitación de paisaje sigan caminos de rigurosidad y trabajo colaborativo hacia la catalogación patrimonial, disfrute ciudadano y labor didáctica. Así como que los planes para la actuación paisajística en la ciudad, en especial en la Avenida 5 de Julio, sean abordados desde la comprensión del valor ecológico, propagación de especies nativas, y eliminación de obstáculos (físicos o de ideas) que permitan el paso hacia bosques y oasis que se extiendan por toda la ciudad, extendiendo la riqueza ecológica hacia el lago de Maracaibo”.

El trabajo ganador: Paisajes urbanos botánicos en Maracaibo como escuelas vivas: Lecciones desde el Jardín Botánico de Roberto Burle Marx
El trabajo ganador de la XII BNA concursó en la categoría “Restauración Patrimonial”, en donde recibió el premio de tal categoría. Luego, tal como establece el Reglamento de la Bienal nacional, entre los trabajos ganadores en cada una de las quince (15) categorías, el jurado elige el Premio Nacional de Arquitectura XII Bienal.
En cuanto al contenido que motivó la decisión del jurado, destaca la complejidad y asertividad de la propuesta. El trabajo conlleva investigación, diseño, construcción, restauración a partir de una obra patrimonial que prácticamente estaba devastada. Las autoras unieron voluntades para el rescate del JBM, Maracaibo, Estado Zulia, Venezuela. Así mismo, el trabajo ganador reúne y reconoce dos esfuerzos, el de la recuperación del JBM y la propuesta para la Av. 5 de Julio, proyecto de Arquitectura del Paisaje basado en preceptos aprendidos por las autoras en el JBM.
El JBM es una de las últimas obras del reconocido artista brasileño del paisaje de la modernidad: Roberto Burle Marx, quien en la plenitud y cúspide de su experiencia y productividad, proyecta el único jardín botánico que realizó. Acertadamente, el paisajista brasileño se unió con el destacadísimo de la botánica venezolana, Leandro Aristeguieta, para conformar y concretar esta obra, centro de investigación, docencia y recreación pasiva. Fue concebido por ambos en 1983 como Jardín Escuela para la preservación del Bosque Seco Tropical y ahí fundaron la primera Escuela de Horticultura en América Latina. Ese es el origen del JBM, un equipo irrepetible, prodigioso y visionario.
El Jardín Escuela fue diseñado para ser construido mientras se enseñaba a sus constructores y horticultores el cómo y el por qué hacerlo. En el proceso de la construcción y conformación de los grupos de especímenes a sembrar en el JBM, estudiantes, obreros y profesores se embarcaron en expediciones botánicas. Allí aprendieron taxonomía, fitogeografía, cualidades estéticas para construir el jardín, conformación de colecciones florísticas, además del privilegio de disfrutar de clases in situ de parte de Burle Marx, Aristeguieta y otros grandes maestros. La inauguración del JBM fue también el acto de graduación de la primera promoción de Horticultores Paisajistas de América Latina. Solo egresó esa única promoción.
Una vez puesta en marcha estrategias del plan de rehabilitación paisajística de Urbina y Villalobos, junto al equipo de la Fundación Jardín Botánico de Maracaibo, lograron la reapertura del JBM parcialmente recuperado en 2013, después de 20 años de cierre. Tal proceso de recuperación todavía continúa.
Es claro que las autoras vislumbran el futuro del JBM como un proceso pedagógico y creativo, pues el proyecto de su recuperación contempla simultaneidad entre la investigación y la acción. Como consecuencia de ello, las autoras realizan y presentan el Plan Maestro del Paisaje Urbano de la Avenida 5 de Julio, importante arteria vial ubicada en Maracaibo, como una hipotética expansión conceptual, basada en los fundamentos del JBM.
El trabajo ganador propone un proceso de preservación inteligente, no para recuperar un pasado imposible, sino para celebrar la preservación de la misión pedagógica esencial del JBM, mediante la expansión y adaptación de sus principios a escala territorial.

Captura de pantalla 2017-05-11 a las 20.25.25.png

 Nota de prensa completa PDF

Carta de Joan Nogué

Director del Observatorio del Paisaje

Han transcurrido más de doce años desde aquel diciembre del año 2004 en el que se aprobó la creación del Consorcio del Observatorio del Paisaje de Cataluña (OPC) y se me pidió que lo dirigiera.

Doce años son pocos años en la vida de una institución que quiere perdurar en el tiempo, pero son muchos años en la vida de una persona, en este caso la mía. Y, a pesar de todo, no estoy cansado, ni aburrido, ni he perdido la ilusión. Sencillamente, ha llegado la hora del relevo en la dirección del OPC. Siempre he pensado que en proyectos tan voluntaristas e innovadores como éste, los cambios de liderazgo son oportunos y convenientes y deben producirse –o provocarse, si ello es necesario- cuando las cosas van bien, cuando la institución ya camina sola, como es el caso. El OPC queda en buenas manos: el pasado 29 de marzo el Consejo Rector de nuestro ente aprobó de manera unánime el nombramiento de Pere sala como nuevo director de la institución, nombramiento que se hará efectivo en las próximas semanas. La mayoría de vosotros conocéis su compromiso, su honestidad, su profesionalidad y su extraordinaria capacidad de trabajo. Con él al frente, el OPC ve asegurada la continuidad y la preservación de los valores que siempre hemos defendido.

El Observatorio ha representado el reto intelectual y profesional que más me ha apasionado y cautivado a lo largo de mi vida. Sin embargo, nunca lo hubiera podido afrontar solo. Este ha sido –es- un proyecto de grupo, de equipo. Sin la ayuda incondicional y la dedicación absoluta de Pere, Laura, Montse, Gemma, Jordi y las ‘dos Annes’, este proyecto no hubiera fructificado. Tampoco lo hubiera hecho sin la plena confianza de los diferentes Consejeros –de diferente color político- que han presidido el Consejo Rector, ni sin la libertad de acción que este mismo Consejo Rector me ha concedido. No he trabajado nunca bajo presión ni consignas de ningún tipo, sino con el convencimiento de que éste era un proyecto colectivo y transversal, y nunca sometido a los intereses de parte.  Hemos puesto un especial empeño en crear un ágora abierta a todos los sectores profesionales, a todas las disciplinas que trabajan en temas de paisaje, a todas las sensibilidades sociales.

Ha sido, también, un proyecto a la vez local y global. La ciudad de Olot nos ha acogido con una enorme generosidad y no tengo más que buenos recuerdos de los alcaldes –también de diferente color político- con quienes he tratado a lo largo de estos años. Hemos trabajado desde Olot y desde Barcelona para el país y para el mundo. Sí, para el mundo. Nunca hubiera imaginado el extraordinario eco internacional que ha tenido nuestra actividad. Hemos viajado mucho, muchísimo. Y hemos enseñado y aprendido, al unísono, como debe ser. Siempre estaré agradecido al Consejo Rector por no solo no haber limitado esta dimensión internacional, sino por haberla potenciado. Para mí era algo clave, estratégico.

Seguiré trabajando en temas de paisaje y para el paisaje con la misma ilusión y pasión de siempre, pero ahora desde otras trincheras. Gracias. Gracias de todo corazón a todos los que me han ayudado a seguir adelante y a no tirar la toalla en momentos de cansancio y decepción, que también los ha habido. ¡He notado el afecto de tanta gente, la complicidad de tantos colectivos, el aprecio de tantas personas! Os llevaré siempre conmigo, esté donde esté.

Con todo el afecto,

Joan Nogué

Fuente Boletín Paisaj-e trimestral del Observatori del Paisatge de Catalunya

Resultados: CONVOCATORIA LALI BUENAS PRÁCTICAS

PRÁCTICAS DEL PAISAJE EN LATINOAMÉRICA

La primera Convocatoria de Iniciativa Latinoaméricana del Paisaje, LALI Buenas Prácticas 2016, invitó a los profesionales del paisaje, del habitat, a los arquitectos paisajistas de América Latina y toda América a participar a través de proyectos que promuevan el reconocimiento, la valoración, la protección, la gestión y la planificación sostenible del paisaje latinoamericano.

La amplitud de la convocatoria contó con la participación de veintiséis (26) proyectos de los países de México, Colombia, Perú, Argentina, Chile, Brasil y Uruguay; con propuestas presentadas de diferentes escalas resolutivas del paisaje.

Los objetivos de la selección de los proyectos fueron considerados por su calidad un aporte a la región y a la profesión en todos sus aspectos, basados en los principios orientadores de LALI de reconocer el paisaje como vital, considerar a todos los seres vivos, priorizar al paisaje cotidiano, incorporar la biodiversidad y sus servicios ecosistémicos, inspirar las buenas prácticas y promover corresponsabilidad.

Los proyectos seleccionados por el Jurado en sus Categorías son los siguientes:

• Paisaje urbano, natural y social

Parque Ecológico Nacional Antonio Raimondi
PERÚ, Distritos de Ancón y Puente Piedra, departamento de Lima.
Autor (s) Ministerio del Ambiente – MINAM, Proyecto Especial Parque Ecológico Nacional Antonio Raimondi – PEPENAR | Desarrollo del Proyecto: Equipo PEPENAR | Diseño: Karina Puente Frantzen, Javier Lazarte Remisio, Elisabet Olivares Zapiain, Miguel Linares Huaringa

FICHA GRAFICA _Parque Raimondi

• Paisajes Urbanos

Paisaje Sustentable San Sebastián.
ARGENTINA, Barrio Privado San Sebastián Pilar, Buenos Aires
Autor(s): Grinc Regeneración Ambiental. Representante Alberto Andrés Giudici

ficha-grafica-grinc

• Paisajes naturales

Parque Restinga de Mambucaba.
BRASIL, Rio de Janeiro, Paraty.
Autor (s) Eduardo Barra, Arquiteto Paisagista ABAP

ficha-grafica-portugues-v13-eduardo-barra-restinga200

• Paisajes culturales

Sendas del Pillahuinco Parque Lineal
ARGENTINA, Coronel Pringles. Provincia de Buenos Aires. Autor (s) Lic. PDP Lucila Buron. Lic. PDP Andrés Plager, Ar. Mario Carmona | QUID Consultora.

ficha-grafica-sendas-del-pillahuinco-a5

• Paisajes sociales

Presentación Proyecto Plaza La Estrella de los Mares
CHILE, Villa El Cabildo, Pudahuel, Santiago de Chile. Autor (s) Magdalena Barros Mcintosh, Francisca Oteiza Fierro, Victor Acuña Jimenez; Contraparte Municipal: Ana Cristina Torrealba Medina, David Traslaviña Burgos

lali-buenas-practicas-plaza-la-estrella-de-los-mares-chile-magdalena-barros-mcintosh

• Paisajes rurales

La gestión de los paisajes de páramo en el marco de la Iniciativa Latinoamericana del Paisaje: propuesta metodológica aplicada a Nariño.
COLOMBIA, Pasto, Nariño.
Autor (s) Diego Andrés Muñoz Guerrero

ficha-grafica-proyecto-diego-mun%cc%83oz

• Paisajes de infraestructuras

Parque Puchuncaví
CHILE, Comuna de Puchuncaví, Región de Valparaíso
Autor (s). AES GENER S.A Representante: André Picart Gonzalez

Ficha gráfica.jpg

• Paisajes artísticos y efímeros

Casa de Meditación.
MEXICO, Carretera Tijuana-Ensenada KM 40, Ciudad de Misericordia, Rosarito, Baja California.
Autor (s) Osvaldo Andrade López

ficha-grafica-convocatoria-2016-lali-buenaspracticas_osvaldo-andrade-lopez

“Los criterios de evaluación pusieron el foco en el pensamiento creativo e innovativo, nivel resolutivo de problemáticas del paisaje; integridad del contexto entre la identidad del territorio y quienes los habitan; y un aporte fundamental la Visión del paisaje latinoamericano del siglo XXI, detectando disparadores o principios del nuevo gen”.

En referencia a los mismos, los proyectos resultantes ganadores corresponden a las siguientes categorías:

Paisaje urbano, natural y social: Parque Ecológico Nacional Antonio Raimondi.
PERÚ, Distritos de Ancón y Puente Piedra, departamento de Lima.
Por corresponder al carácter propositivo e intencional de una propuesta holística, local e integrativa del paisaje en Latinoamerica.

Paisajes naturales: Parque Restinga de Mambucaba.
BRASIL . Río de Janeiro. Paraty
Por integrar problemáticas naturales y aspectos sociales y culturales como base para un futuro del paisaje en Latinoamérica.

Paisajes de infraestructuras: Parque Puchuncaví .
CHILE .Comuna de Puchuncaví, Región de Valparaíso
Se destaca la intención de resolución de transformación del territorio integral; aplicando en su discurso una nueva economía que aporta una visión del Paisaje en Latinoamerica.

La Convocatoria ha sido un inicio de oportunidades, para interrelacionarnos y explorar la diversidad de acciones que se desenvuelven hoy sobre el paisaje. Un momento relevante para preguntarnos hacia donde nos dirigimos, con quien nos referenciamos, cuáles son nuestras herramientas para actuar armónicamente en el territorio.

Hemos arribado desde las Buenas Prácticas, a reconsiderar nuevas acciones de posicionamiento del Paisaje en Latinoaméricana; rescatando la historia del paisaje integrativo que desarrollaron nuestro primeros habitantes, ejemplo holístico de apropiación del territorio natural, y sus aspectos sociales, productivos, tecnológicos, religiosos, que hoy continua latente; enfatizando la urgencia de formación del Profesional del Paisaje en Latinoamérica y de difusión de esta disciplina a los actores sociales públicos y privados, arribando a los sitios más frágiles de conocimiento; observando en estado de alerta, la integridad y la relación óptima del crecimiento urbano sobre el patrimonio natural de nuestra geografía; posicionando el paisaje social como pieza clave en el desarrollo del paisaje urbano, creando adecuadas metodologías y modelos de gestión; fomentando el avance científico y nuevas tecnologías que emerjan de las propias necesidades del territorio y sus habitantes, proyectando un futuro armónico y económico para los nuevos tiempos.

Motivados por las tendencias de los resultados lanzaremos próximamente la Segunda Convocatoria LALI BUENAS PRACTICAS.

NOTA PARA LALI
Por Sandra J. Aguilar
Arquitecta Especialista en Planificación y Diseño del Paisaje
Responsable NODO LALI BUENAS PRACTICAS

La convocatoria agradece a los Miembros del Jurado que con su visión y experiencia profesional; han desarrollado un profundo trabajo y dedicación para evaluar los proyectos presentados: Arquitecta Desiree Martínez, representante de IFLA AMERICAS; Arquitecta Gloria Aponte, representante de NODO LALI EDUCACIÓN, Licenciado  Ciencias Ambientales Pere Sala i Martí,  representante del OBSERVATORIO DEL PAISAJE DE CATALUÑA, como parte de las alianzas OPC y LALI; Arquitecta Laura P.Spinadel, representante ARQUITECTOS; y profesionales representantes del NODO LALI BUENAS PRACTICAS.

Resultados en PDF

Declaration: Alpa Nawre

“This essay was commissioned by the Landscape Architecture Foundation as part of its The New Landscape Declaration: A Summit on Landscape Architecture and the Future held in Philadelphia on June 10-11, 2016. Each of the 25 invited speakers was asked to write a 1,000-word “Declaration” of leadership and ideas for how landscape architecture can make its vital contribution in response to the challenges of our time and the next 50 years. More at: https://lafoundation.org/summit

With what are we welcoming our future generations? Piles of plastic? Polluted air and dirty water? Life in degraded environments with mismanaged resources is the normal human experience in many parts of the world. The statistics are staggering. Of the total world population of 7.2 billion, about 6 billion live in developing countries, where access to clean water, clean air, and efficient systems of waste disposal is a daily struggle. Water, especially, is a severely contested resource in these contexts, both in terms of quantity and quality. In India, for example, over 100 million lack access to safe water, and diarrhea causes 1600 deaths daily. Where water mafia and water dacoits are a grim reality, where suicides, murders, and street-fights over water scarcity are a serious issue, and where commuting back and forth from work could involve wading through chest or knee-high flood-water, the problems associated with water management in India point to a crisis, which is only expected to get worse with impending climate change and rapid urbanization. And while some problems clearly fall outside the scope of a landscape architect, there are many issues that can be addressed through better water management landscapes. This is where the agency and action of landscape architects at both systems and site scale becomes critical, applicable not only to water but also to other contested resources.

Today, in developed countries we are shocked and even resigned by reports and personal experiences of Beijing’s air quality, the water crisis in India, or food scarcity in Africa. Conditions however, were not so very different in the 1950s and 1960s in North America when people wore gas masks in Los Angeles and decried the region’s filthy rivers. When a small group of landscape architects gathered here in Philadelphia and crafted the Declaration of Concern noting the degradation of America’s water and air, the world was not such a different place. If anything, the issues have become more global, critical, and widespread. And in this context of contested resources, landscape architects must step in to do what we can to restore and re-establish healthy relationships between humans and their environment. I entreat all landscape architects to rise above parochial discussions, territorial predispositions, and disciplinary comfort-zones to address the very real issues of water, air, food, waste, minerals, and energy, with which rapidly urbanizing and developing countries such as India now grapple.

The Declaration of Concern is a demonstration of the enormous responsibilities the profession attempted to take on. The last fifty years have seen the coming of age of the profession of landscape architecture. Landscape architects have drawn on formidable skills of research and analysis to understand and map multi-layered issues, and conveyed this understanding to the general public through visualization of complex landscape systems spanning both scale and time. Many landscape architects have attempted to restore damaged ecosystems and designed better human/non-human habitats. Yet, we have just scratched the surface, and much remains to be done in the context of resource management, especially that of water, food and waste in developing countries.

From these countries, there are many lessons to be learned on alternative definitions, frames, paradigms, systems and landscapes of resource management, all of which are rapidly being transformed and degraded as we speak. We urgently need to understand the various ecologies of resource management in the developing world. What can we learn from cultures that designed multi-functional resource infrastructure and practiced community-ownership of landscapes to inform the design of resource management in industrially developed countries, and vice versa? Before we engage in design, we must understand and evaluate existing systems.

As designers, we have two avenues of intervention for addressing resource issues. The first is through design to improve existing resource landscapes, and the second is to create alternative paradigms for better resource management through the structuring of new built environments. The projected increase of the world’s population to 9 billion by 2050 will almost entirely be population growth in developing countries, accompanied by rapid urbanization. For example, in the next 50 years, India’s population will peak at 1.6 billion and the country will be adding more than 400 million to its urban population–about 20 more Mumbais! The development of urban territories to accommodate these millions desperately needs the expertise of landscape architects equipped to design urban landscape systems for better resource management. It also presents unprecedented opportunities for design experimentation. How do we take the lessons we have learned in the urbanization of developed economies and apply them in our design responses to the resource management problems of the developing world?

Part of the challenge ahead is not only to address resource management issues head on but also to make the general public, especially the decision makers in the developing world, aware of the contribution that we can make in improving resource management. In most parts of India, when I introduce myself as a landscape architect, people either catch only the first part and transform the phrase to ‘landscaping or gardening’ or latch on to the familiar word ‘architecture’. Not surprising — because there are very few landscape architects in India. About 800 landscape architects serve a total population of 1.25 billion and of this handful, fewer still engage with issues of resource scarcity and/or mismanagement. As landscape architects, we must actively make opportunities for engagement happen by better preparing ourselves with alternative design solutions and communicating them to the public.

Today’s landscape architecture students live in a complex, networked world and must be prepared for a future defined by global professional practice, to meaningfully engage in and to craft the built environment of not only their own community but also of cultures dramatically different from their own — dealing with life-threatening issues related to water, food, and waste. These issues often fall outside a landscape architect’s traditional scope, which is a missed opportunity for the discipline. Training the future generation of landscape architects to deal with these issues at different scales is the only way to make our discipline relevant in the coming 50 years.

It is an exciting time to be a landscape architect, but only if we embrace the opportunities and challenges ahead of us. There must be a crusading determination on the part of landscape architects to address the real issues of resource management if we are ever to permanently establish and realize the true potential of our discipline.

More about the author Alpa Nawre

OPEN CALL – Pioneer women of Latin American Landscape Architecture

The Latin American Landscape Initiative LALI invites all its members to initiate a thorough search throughout our continent for the work of the pioneer women of Landscape Architecture.

The Latin American Landscape Initiative (LALI) is a declaration of core ethical principles to promote the recognition, valuation, preservation, management and sustainable planning of the Latin American Landscape.

On behalf of the International Archive of Women in Architecture Center (IAWA) we would like to make you aware of our commitment to the preservation of the work of women in architecture, landscape architecture, urbanism, and the related design fields, and our great desire to preserve the invaluable contributions of the first Women of Latin American Landscape Architecture.

The IAWA began three decades ago, in the belief that women’s contributions to the built environment will continue to be neglected if information is not easily available. Valuable materials of work and practice have already been lost to history. These materials often disappear since, unlike pieces of art, they may not seem to carry an obvious value. However, for the history of our professions these documents are priceless.

In order to help present a balanced view of our disciplines and foster research, the IAWA seeks to collect: entire archives of the work of pioneering women in architecture and related fields; complete project archives by women involved in design problems who have had significant influence on the profession; and individual pieces of work such as sketches, diagrams, and drawings from emerging women in design fields. Collected materials include, in addition to drawings and sketches, original manuscripts, books, catalogs, resumes and other biographical material, drafting tools, professional stamps, personal diaries, professional and personal photos, models, art, professional and personal correspondence, any article or item that might reveal aspects of the woman.

The IAWA includes over 400 collections of women architects and designers, and the records of women’s architectural organizations from around the world. All materials are housed in the Special Collections Department of the University Libraries from Virginia Tech, where they are stored in a temperature and humidity controlled environment with limited access monitored by the Libraries Special Collections Department as directed by the IAWA Center Archivist.

Celebrating its 30th anniversary the IAWA Center hosted in July 2015 the 18th International UIFA Congress (International Union of Female Architects) in Washington DC and Blacksburg, where Virginia Tech’s Campus is located, to attract women from around the world to visit in person the IAWA and its collections, learn about its existence, and consider donating work to the archive; or suggest work from their respective countries that the IAWA should find and preserve.

The IAWA searches, with greater urgency, the work of women practicing before and during the XX century, pre-digital era, that have been pioneers in some form, even if subtle, as well as of those women that are considering retiring from practice in the near future.

Some notable examples present in the IAWA collections are: the first woman to graduate in the United States, the first woman licensed in Pakistan, the woman that invented the “H” brick, the first educator, two apprentices of Frank Lloyd Wright, the woman that founded her own business manufacturing artificial stone at the end of the XVIII century in London, women that impelled social housing in post-war Europe, among many others. One hundred of the collections of the IAWA hold the complete work of the architects, becoming a unique resource for research. The remaining women have donated projects and periodically send work to the IAWA, increasing their collections.

The IAWA Center is directed by an international board of prominent practitioners and academics, chaired by Donna Dunay FAIA, professor of architecture at Virginia Tech. The center publicizes the collections worldwide through lectures, symposia, exhibitions, the IAWA website, research projects, and the annual IAWA Center News received by 2000 friends, organizations, and universities worldwide.

Every year, the Center offers the Milka Bliznakov Research Prize for significant projects to conduct research within the IAWA to honor founder Milka Bliznakov.

In its mission to expand its reach the IAWA Center has begun the process of digitizing the collections to facilitate remote access of its contents through the New Visual Archive, currently in progress; and plans to launch in the next year the initial call for articles and projects for the first issue of the IAWA Journal.

It is important to start opening collections for the work of creative women committed to Architecture and Landscape in Latin America. LALI and IAWA understand this work as a collective effort.

On behalf of the Latin American Landscape Initiative LALI and the International Archive of Women in Architecture Center IAWA we now accept suggestions and appreciate the dissemination and broadcasting of this call !

To donate collections, make inquiries about IAWA or suggest names please contact Paola Zellner pazb@vt.edu

School of Architecture + Design Secretary, Board of Advisors, 

International Archive of Women in Architecture Center (IAWA)

Virginia Tech Cowgill Hall, RM 201 (0205) 1325 Perry St. Blacksburg, VA 2406

Convocatoria pioneras de la arquitectura del paisaje latinoamericano

La Iniciativa Latinoamericana del Paisaje LALI y el Archivo Internacional de Mujeres en Arquitectura (International Archive of Women in Architecture Center – IAWA) convoca a todas y todos sus integrantes a iniciar una búsqueda profunda de la labor de las PIONERAS de la ARQUITECTURA del PAISAJE a lo largo y ancho de nuestro continente.

La Iniciativa Latinoamericana del Paisaje LALI es una declaración de principios éticos fundamentales para promover el reconocimiento, la valoración, la salvaguarda, la gestión y la planificación sostenible del paisaje latinoamericano.

Desde el Archivo Internacional de Mujeres en Arquitectura (International Archive of Women in Architecture Center – IAWA) queremos darles a conocer nuestro compromiso de preservar el trabajo de mujeres en arquitectura, paisaje, urbanismo y demás areas relacionadas al diseño, y nuestro gran deseo de preservar los valiosos aportes de las primeras Mujeres de la Arquitectura del Paisaje en Latinoamérica.

El IAWA se fundó hace tres décadas con la convicción de que las contribuciones hechas al entorno urbano por mujeres continuarían siendo ignoradas si la información no se hallara fácilmente disponible. Valiosos materiales de las prácticas de mujeres han sido ya perdidos en la historia. A menudo estos materiales, a diferencia de piezas de arte, desaparecen por no tener valor monetario, sin embargo para la historia de nuestras profesiones estos documentos son invaluables.

Para ayudar a presentar una vision equilibrada de nuestras disciplinas y fomentar la investigación, el IAWA busca coleccionar: archivos enteros de la totalidad del trabajo de las pioneras en arquitectura y áreas relacionadas al diseño; proyectos completos de mujeres envueltas en problemas de diseño que hayan tenido influencia significativa en la profesión; y piezas individuales como bosquejos, diagramas, y dibujos de mujeres emergentes en areas de diseño. El material a coleccionar incluye, además de dibujos y bosquejos, manuscritos originales, libros, catálogos, resumés, material biográfico, herramientas de dibujo, sellos profesionales, diarios personales, fotos personales y de obras, maquetas, arte, correspondencia laboral y personal, todo artículo o pieza que pueda revelar aspectos de la mujer.

El IAWA incluye más de 400 colecciones de mujeres y organizaciones del mundo. Todo el material se encuentra en el Departamento de Colecciones Especiales (Special Collections Department) de las Bibliotecas de la Universidad de Virginia Tech, donde se preservan en un ambiente de temperatura y humedad controladas, con acceso monitoreado por el Departamento y la archivista del IAWA Center.

Con motivo de su 30. aniversario el IAWA Center organizó en Julio del 2015 el 18. Congreso Internacional de la UIFA (Unión Internacional de Mujeres Arquitectas) en Washington DC y Blacksburg, donde se encuentra el Campus de Virginia Tech, con la intención de atraer mujeres de todo el mundo a visitar personalmente el IAWA y sus colecciones, conocer de su existencia y considerar donar trabajo al archivo, o hacer sugerencias de trabajo proveniente de sus respectivos países que el IAWA debería encontrar y preservar.

El IAWA busca con mayor urgencia el trabajo de mujeres practicando antes y durante el siglo XX, era pre-digital, que hayan sido pioneras de alguna forma aunque sea sutil, y aquellas mujeres que estén pensando en breve en retirarse de la práctica.

Algunos ejemplos notables en las colecciones presentes en el IAWA son la primera mujer graduada en los Estados Unidos, la primera licenciada en Pakistán, la mujer que inventó el ladrillo H, la primera académica, dos de las aprendices de Frank Lloyd Wright, la mujer que fundó su propia empresa de piedra artificial a fines del siglo XVIII en Londres, mujeres que impulsaron la vivienda social en europa post-guerras, entre muchas otras. Cien de las colecciones del IAWA contienen la obra completa de las arquitectas, siendo un recurso único para la investigación. Las restantes han donado proyectos y periódicamente envían trabajo al IAWA, incrementando sus colecciones.

El IAWA Center está dirigido por un comité internacional de profesionales y académicos destacados, bajo la dirección de la Arq. Donna Dunay, profesora de arquitectura de Virginia Tech. El Centro difunde las colecciones mundialmente a través de presentaciones, simposios, exhibiciones itinerantes, el sitio web, proyectos de investigación, y el IAWA Center Newsletter anual, enviado por correo a más de 2.000 individuos, organizaciones y universidades del mundo.

Cada año el Centro ofrece el Milka Bliznakov Research Prize, premio que honra a la fundadora, Milka Bliznakov, y fomenta la investigación sobre contenidos del archivo.

En su misión de incrementar las vías de difusión el IAWA Center ha comenzado el proceso de digitalización de las colecciones para facilitar el acceso remoto de sus contenidos, a través del Nuevo Archivo Visual en progreso; y planea lanzar en el próximo año el llamado inicial para artículos y proyectos para el primer número del IAWA Journal.

Es importante comenzar a abrir colecciones para toda labor de mujeres creativas y comprometidas con la Arquitectura y el Paisaje en Latinoamérica. Entendemos esta labor como un esfuerzo colectivo.

En nombre de La Iniciativa Latinoamericana del Paisaje y del IAWA se aceptan sugerencias y se agradece difundir la iniciativa!

Para donar colecciones, hacer consultas sobre IAWA, o sugerir nombres por favor contactar a:

Paola Zellner →  pazb@vt.edu

School of Architecture + Design Secretary, Board of Advisors,

International Archive of Women in Architecture Center (IAWA)

Virginia Tech Cowgill Hall, RM 201 (0205) 1325 Perry St. Blacksburg, VA 24061, USA

Martha Fajardo fue galardonada con la medalla al mérito Jesús María Ocampo

Durante las fiestas aniversarias de Armenia (Quindío, Colombia) que se celebraron a principios de octubre , el concejo municipal de Armenia galardonó a Martha Fajardo con la medalla al mérito Jesús María Ocampo. Al no poder estar presente para recibir personalmente dicho galardón, su hermana Gloria Fajardo estuvo allí en representación de ella.

Martha Fajardo tiene más de 30 años de ejercicio profesional, es magister en arquitectura del paisaje (Universidad de Sheffield, UK), Doctor en Letras Honoris Causa de la Universidad de Sheffiel, expresidente de la Federación Internacional de Arquitectos Paisajistas IFLA y actualmente Coordinadora General la Iniciativa Latinoamericana del Paisaje LALI y reconocida mundialmente en el campo del paisajismo y del ordenamiento territorial. Martha es hija del Paisaje Cultural Cafetero Colombiano, región que indudablemente no podía de dejar de exaltar el orgullo y la admiración por su excepcional trabajo desempenado, visto desde el ámbito local hasta una gran escala mundial.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

“Quiero expresarles mis más sinceros agradecimientos por este maravilloso homenaje, la Medalla Jesús Maria Campo Toro, un honor al fundador de Armenia, la ciudad milagro de Colombia, y la capital de uno de los más bellos departamentos del país, el Quindio, “Quindus” nombre dado por la comunidad indígena Quimbaya, con un hermoso e idílico significado, un Eden, es decir un paraíso, un jardín, un lugar donde ser feliz.” – Martha Fajardo

La LALI felicita a la Dra. Mag. Arch. Arq. Laura P. Spinadel por su Doctorado Académico Honoris Causa

El Consejo Superior de Eminencias de Transacademia-Instituto Universal de las Naciones y la Academia Internacional de la Diplomacia y las Profesiones, con el auspicio del Parlamento Cívico de la Humanidad, tienen el alto honor de informarle que, en virtud de su notable desempeño profesional y social, demostrado en su trayectoria, está nominada al Doctorado Académico Honoris Causa.

El acto de esta distinción tuvo lugar el día Viernes 4 de Septiembre 2015, en la Ciudad de Buenos Aires en cuyo transcurso Laura fue investida con la Estola Doctoral Académica, condecorada con la Medalla Académica Summum, recibio el Diploma de Doctora Académica Honoris Causa y será elevada a la dignidad de Miembro de Honor de la Academia Internacional de la Diplomacia y las Profesiones con su nombre y título inscriptos en el Registro Mundial de Valores del Género Humano.

Es un honor tener a Laura Espinadel en nuestra LALI como miembro y coordinador del Nodo Proyectos Piloto

Felicitaciones!