Infraestructura Verde en Llanquihue, Ciudad de Humedales: Conceptos y Referencias para Pensar la Ciudad desde el Paisaje

Osvaldo Moreno Flores para LOFscapes

 

En el marco del Primer Foro de Sustentabilidad en Llanquihue – Ciudad de Humedales, diversos expertos abordaron en conjunto con actores locales la importancia de conservar y poner en valor los ecosistemas urbanos, dado el rol que cumplen en la prestación de servicios ecosistémicos y culturales que benefician a territorios, comunidades y economías locales. Desde una mirada estratégica y prospectiva, estos ecosistemas se plantean como potenciales piezas claves de una red de infraestructura verde urbana, las cuales, articuladas en conjunto con otros tipos de espacios verdes, permiten constituir un proyecto de ciudad desde el paisaje.

Una rápida mirada desde el aire sobre la ciudad de Llanquihue nos provee de información acerca de la presencia relevante de diversos ecosistemas existentes: la zona de desagüe del Lago Llanquihue que da inicio al río Maullín, el borde lacustre y el sistema de humedales urbanos, entre los que destacan los humedales  Baquedano, El Loto y Las Ranas. Se suman a ello algunos parches de bosque remanente en la zona rural circundante, arboledas de álamos y otras especies propias del paisaje productivo de esta zona de Chile. Sin embargo, este prometedor mosaico de paisaje que se observa desde el aire, se devela de manera más compleja recorriéndolo detenidamente. Tal como ocurre con este tipo de espacios en nuestras ciudades, se observan micro basurales ilegales, residuos líquidos que contaminan sus aguas, infraestructuras viales que los fragmentan, ocupaciones de vivienda y otros usos en sus márgenes con escasa sensibilidad a sus dinámicas y componentes ecológicos. Pese a estas problemáticas, existe una ventaja comparativa en el caso de Llanquihue: una comunidad sensibilizada acerca de la importancia de conservar y poner en valor los ecosistemas urbanos, sumando en esta toma de conciencia a las autoridades municipales y actores privados comprometidos con el medioambiente, tal como se evidenció en el Primer Foro de Sustentabilidad en Llanquihue – Ciudad de Humedales, organizado por Fundación Legado Chile (1).

En este marco, desde una mirada estratégica y prospectiva estos ecosistemas se plantean como potenciales piezas claves de una red de infraestructura verde urbana, las cuales, articuladas en conjunto con otros tipos de espacios verdes, permiten constituir un proyecto de ciudad desde el paisaje, poniendo en valor el rol que cumplen en la prestación de servicios ecosistémicos y culturales que benefician a los territorios, comunidades y economías locales. La noción de infraestructura verde considera una mirada sistémica, integradora y superadora de los tradicionales modelos asociados a la gestión de las áreas verdes urbanas, promoviendo un enfoque innovador para repensar, comprender y manejar aquellos sistemas y componentes que contribuyen al equilibrio de la vida en sus múltiples formas — humana, animal, vegetal — y que generalmente en el contexto urbano se encuentran degradados, descuidados u ocultos. Ríos, esteros, quebradas, humedales, cerros, zonas agrícolas, remanentes de bosques, casi a la manera de un puzle, son ecosistemas urbanos que están a disposición para re articularse y potenciarse, estableciendo sinergias y complementariedades con otros espacios verdes más convencionales, como parques, plazas y jardines, con el propósito de aportar importantes beneficios para la población que vive en la ciudad y sus alrededores (2).

La infraestructura verde es definida como una red interconectada de espacios verdes — urbanos, periurbanos, rurales y silvestres — que conserva y aporta funciones ecosistémicas y servicios ambientales para la población humana, a nivel de provisión de agua limpia, mejora de la calidad del aire, mitigación de los efectos de isla de calor, conservación de la biodiversidad y vida silvestre, recreación, belleza escénica y protección ante desastres, entre otros beneficios (3). En materia de experiencia y referentes a nivel internacional, la incorporación de la infraestructura verde como instrumento normativo o indicativo compatible con el ordenamiento y la planificación territorial se evidencia en diversas iniciativas a nivel global, especialmente en Europa y Estados Unidos. Entre ellas, cabe destacar como ejemplo el Plan de Infraestructura Verde y Paisaje de la Comunitat Valenciana (2011), el Plan de Anillo Verde de Vitoria-Gasteiz (2010), las pautas de planificación de Natural England, Green Infrastructure Guidance (2009), el Plan para el Estado de Nueva York, Green Infrastructure and Low Impact Development Evaluation and Implementation – Plan NYSDEC (2012) o, de manera más cercana, el Plan BIO 2030 de Medellín y el Valle de Aburrá (4).

En Chile, ciudades regionales como Llanquihue constituyen un escenario propicio para integrar la noción de infraestructura verde a la planificación y gestión urbana, dada su cercanía a áreas silvestres y territorios rurales que aún conservan zonas de alto valor cultural y natural. Por otra parte, la existencia de ríos, esteros, humedales, cerros islas y quebradas al interior de estas ciudades constituye una cualidad relevante dada su potencialidad de integrar esas zonas al sistema de infraestructura verde de la ciudad, aportando servicios ecosistémicos y culturales claves para el mejoramiento de la calidad ambiental urbana. Consecuentemente, ello permiteaumentar la competitividad de estas ciudades para atraer capital humano e inversiones, contribuyendo a la descentralización del país. Asimismo, desde el ámbito de la gobernanza territorial, el hecho de que estas ciudades posean un gobierno municipal — en lugar de los múltiples municipios como ocurre en grandes ciudades — permite un mayor nivel de gestión para el desarrollo de este tipo de iniciativas. De igual forma, las secretarías ministeriales y el gobierno regional tienen en estos contextos vasos comunicantes más cercanos que colaboran en la idea de planificación y gestión integrada para repensar la ciudad desde el paisaje, a través de la puesta en valor de los ecosistemas urbanos como parte de una red de infraestructura verde.

Osvaldo Moreno Flores es Arquitecto de la Universidad de Chile; Magister en Paisaje, Medioambiente y Ciudad de la Universidad Nacional de La Plata y Doctor (c) en Arquitectura y Urbanismo. Actualmente es académico de la Facultad de Arquitectura y Urbanismo de la Universidad de Chile y de la Escuela de Arquitectura de la Pontificia Universidad Católica de Chile, donde es además Jefe del Programa de Magister en Arquitectura de Paisaje.

Notas:
(1) Primer Foro de Sustentabilidad en Llanquihue, realizado entre el 8 y 10 de Noviembre del 2016, organizado por Fundación Legado Chile <http//:www.legadochile.cl>. Ver también Romy Hecht y Fundación Legado Chile, ‘Te Invitamos a Ver la Ciudad con Otros Ojos: Primer Foro de la Sustentabilidad en Llanquihue, Chile’ en LOFscapes (08 Nov. 2016) <http://www.lofscapes.com/blog/2016/11/6/te-invitamos-a-ver-la-ciudad-con-otros-ojos-primer-foro-de-la-sustentabilidad-en-llanquihue-chile&gt;
(2) Ver Osvaldo Moreno, ‘La infraestructura verde como espacio de integración’ en Libro Digital Simposio Internacional UPE11 (La Plata, 2014).
(3) Ver Mark Benedict y Edward Mcmahon, Green Infrastructure: Linking Landscapes and Communities (Washington, DC: Island Press, 2006).
(4) Moreno, ‘Paisaje, riesgo y resiliencia. La arquitectura del paisaje en la modelación sustentable del territorio’, en Revista FORUM Cátedra UNESCO sobre Desarrollo Sostenible. UPV/EHU · Bilbao 6 (2013).

Leyenda Imágenes:
(1) Vista aérea de Llanquihue (2016)  © Municipalidad de Llanquihue <http//:www.llanquihue.cl>
(2) Humedal Baquedano, caracterizado por estar en medio de un conjunto de viviendas, constituyéndose como espacio central del barrio (2016) © German Guzmán, Fundación Legado Chile para LOFscapes
(3) Borde de Humedal El Loto (2016) © German Guzmán, Fundación Legado Chile para LOFscapes
(4) Aves en Humedal Las Ranas, el más extenso de la ciudad de Llanquihue (2016) © German Guzmán, Fundación Legado Chile para LOFscapes
(5) Sesión de trabajo, workshop de Infraestructura Verde para Llanquihue, dirigido por Osvaldo Moreno en el marco del 1er Foro de Sustentabilidad en Llanquihue (2016) © Cristobal Croxatto, Fundación Legado Chile para LOFscapes

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s