Martha Fajardo “Armenia se construye de espaldas al paisaje”

La arquitecta quindiana Martha Fajardo fue elegida co-presidente de Parques Urbanos del Mundo Región de las Américas, el 13 de diciembre.

DSC03183

Martha Farjardo es Coordinadora General de la Iniciativa Latinoamericana del Paisaje LALI – Foto por Claudia Misteli

La plenaria de la junta directiva mundial de la Organización Parques Urbanos del Mundo le dio la bienvenida, estableciendo una conexión formal entre la Federación Internacional de Arquitectos Paisajistas IFLA, de la cual fue expresidenta, y Parques Urbanos del Mundo, la nueva organización internacional que representa a los parques urbanos, el espacio público y las áreas recreativas.

LA CRÓNICA DEL QUINDÍO habló con Martha Fajardo, hija de Armenia, con un reconocimiento total como autoridad mundial en el tema del paisaje, desde la perspectiva urbana.

¿Martha cómo ve su ciudad, Armenia?

He sido una crítica del fenómeno de expansión y desarrollo de la Armenia de los últimos años. La planificación de la ciudad ha desconocido la fuerza de nuestro paisaje, este paisaje, que nos tocó en suerte y del que hablamos con orgullo. Infortunadamente los planes de ordenamiento se hacen muy en las oficinas, a nivel de foto restitución topográfica, no se realizan en el sitio, no se hace en escala 1 a 1. Nos encontramos con una fragmentación total de ese paisaje que era la fuerza de nuestros pueblos, esa anatomía de cañadas y guaduales se está perdiendo.  Igual ha pasado con otro efecto geográfico que conectaba la ciudad con el norte y el sur, el río Quindío, y esos grandes miradores naturales que tanto hemos apreciado. No entiendo cómo la planificación no ha trabajado a través de esas geografías, tratar de conectar las diferentes zonas paisajísticas de la ciudad.

Conectar los diferentes paisajes de la ciudad

¿Usted había planteado el tema de la conectividad geográfica y de paisaje desde mucho antes?

Cuando llegué a la ciudad después de hacer una maestría en arquitectura del paisaje en Sheffield, Inglaterra, presente en el club América una vision de ciudad denominado Plan Verde Armenia; el cual visualizaba  la ciudad como una mano y entre sus dedos penetraban las cañadas y los guaduales, con un extraordinario río y que a través de ordenar el territorio podríamos crear una conectividad basada en la biodiversidad que teníamos, basada en la fuerza de la naturaleza que en Armenia se desbordaba. Entonces qué tenemos hoy, paisajes fragmentados, discontinuidad, contaminación en todos los rincones.

Usted ha visitado la ciudad en estos días, ¿qué ha hallado?

Hace una semana me fui a hacer un recorrido con Pere Sala i Martí, coordinador del Paisaje de Cataluña de España y con Noboru Kawashima, uno de los grandes expertos mundiales en paisaje, y lo que observamos es que la ciudad ha abandonado el concepto de paisaje. ¿Por qué no volcamos ese amor y ese paisaje que tenemos de nuestras fincas  a la ciudad? El tema de movilidad, por ejemplo, no está pensado en humanizar el territorio, cada vez son más importantes los automóviles y menos el ser humano, no hay una red de ciclo vías ni se nota voluntad para crear vías verdes, parques, plazas y espacios colectivos.

¿Podríamos decir que en Armenia la planificación se ha hecho de espaldas a las cañadas y al río Quindío?

Totalmente de espaldas. Si miras a Armenia, desde el aire, ya se ve la fragmentación. Hace 24 años hicimos una propuesta para valorar este el paisaje. En 1986 hicimos el primer plan verde de ciudad de Colombia, yo diría de Latinoamérica, y lo hicimos para Armenia, pero eso se quedó en el papel, no hubo gobierno que tuviera la voluntad política de aplicarlo. Desde entonces el legado era el Parque De la Vida y el parque La Secreta, desafortunadamente no se ha hecho nada más.

Hay un proyecto en Armenia denominado La Sexta Avenida, que pretende construir edificios de 15 y 20 pisos sobre el corredor de la avenida Centenario, entre las calles 2º y 10 sobre el barranco que mira al río Quindío. ¿Le gusta este proyecto?
En ese proyecto hay una total equivocación. ¿Dónde está el derecho al paisaje? En la pasada conferencia de construcción y sostenibilidad que organizó la Mesa de la Construcción, lo dije: Cómo es que una ciudad que gana un premio nacional en una bienal de arquitectura por su Plan de Ordenamiento que era pionero en Colombia, donde el eje transversal era el paisaje, donde a través de ese paisaje se planificaba la ciudad, y donde ese gran corredor a través de conos visuales ratificaba el derecho al paisaje, ahora lo van a revocar, autorizando la construcción de ese tipo de edificios sobre ese mirador que usted me dice.

El POT de Armenia 2009-2013 —gano en la bienal de arquitectura por ser precisamente el primero en apuntarle a Armenia ciudad paisaje, una ciudad que retornaba sus ojos hacia sus recursos; cañadas, graduales, río, cordilleras….—, adicionalmente en los Principios del POT ratificaba la prevalencia del interés general, la función social y ecológica, la sostenibilidad del desarrollo, y un modelo de ocupación del territorio desde lo ambiental y lo paisajista, donde quedó establecido que el corredor oriental que mira al río y la cordillera debe dejarse libre de construcciones de cualquier altura, primando el beneficio general sobre el particular.

Es completamente contradictorio con la decisión de la Unesco que declaró como patrimonio de la humanidad el Paisaje Cultural Cafetero. Hay que planear de otra manera, de cara a esa declaratoria y a ese paisaje. Me opongo rotundamente al proyecto de la Sexta Avenida, me opongo rotundamente al cambio de la ficha normativa S3 para permitir la construcción de edificios de 15 y 20 pisos sobre el corredor paisajístico de la avenida Centenario.

¿Cómo se imagina ese proyecto?

Visualicemos, viniendo desde Calarcá, el filo de la montaña, ¿queremos ver ahí grandes torres? ¿Han hecho un estudio de cargas y de impacto sobre ese talud tan frágil en una región tan vulnerable a los movimientos sísmicos? ¿Cómo se van a generar las sombras, cómo va a cambiar el microclima, cómo se van a encajonar los vientos, cómo va a ser ese paisaje después de estas construcciones? ¿Ha hecho planeación una simulación urbana de lo que quieren? ¿De quién es la ganancia?, de tres o cuatro dueños de la tierra, frente a una población de 350.000 habitantes que tiene derecho al paisaje, ¿dónde están los derechos constitucionales, mi derecho a un paisaje vital para mi existencia y mi calidad de vida?

¿Cuál es su recomendación para ese corredor de la avenida Centenario?

Que el gobierno compre la tierra en ese corredor paisajístico. Se habría podido hacer hace muchos años. La exalcaldesa Luz Piedad Valencia dijo recientemente que el 99% de su gestión estaba realizada, y yo me pregunto ¿Dónde?, yo no lo veo, al recorrer el municipio, ese 99% de implementación de ciudad. Sí hay obras, pero muy poco con la planeación paisajística.

¿Qué se requiere para planear con base en el paisaje?

Se requiere una visión de colaboración, donde todos trabajamos en estrecha colaboración: alcaldía, instituciones, consultores urbanos, autoridad ambiental, sociedad civil. Tenemos que reconocer el potencial de la naturaleza y la biodiversidad, pero también entender cómo se puede integrar con otros sistemas urbanos, como la energía, el transporte y los recursos. Para hacer realidad esta visión, la infraestructura paisaje tiene que tomar un papel de mayor liderazgo en la planificación y el diseño de la ciudad.

El municipio debe hacer un análisis del costo de oportunidad de hacerlo verde, y apostarle a un sello ambiental, aún hay tiempo de que la alcaldía a través de una APP pueda comprar la franja de la avenida Centenario. Hacer un malecón verde va en línea con la agenda de ciudades verdes soluciones basadas en la naturaleza NBS, y así apuntarle a una certificación internacional, que sería pionera en Latinoamérica/Colombia y la insertaríamos en las buenas prácticas de la iniciativa WEH Centros de Intercambio del Medio Ambiente Mundial.

¿No le parece que sería muy oneroso para la alcaldía comprar esos terrenos?

Comprar esa franja de la avenida Centenario podría ser oneroso para la alcaldía, y me van a decir que se puede invertir en hospitales, en escuelas, sí, pero uno puede hacer inversiones también en este gran parque corredor urbano, un espacio para todos, incluyente, bello, biodiverso, que va a representar un patrimonio, que va a valorizar la ciudad, va a convertir a Armenia en una ciudad única, con maravillosos balcones urbanos.

¿Es posible en Armenia hacer un corredor biológico que conecte el parque De la Vida con el parque La Secreta?
Eso es posible. Eso fue lo que soñamos con el plan verde, que miraba la ciudad de Armenia desde sus corredores de biodiversidad, conectando el río Quindío con sus entradas y salidas y las cañadas entre sí, arborizar las avenidas y los parques, una gran ciudad paisaje.

Proteger el paisaje

¿Cómo proteger paisajísticamente el corredor de la avenida Centenario?

Hagamos un pacto de borde del corredor, donde estaría toda la sociedad civil, para que con una alcancía podamos adquirir la tierra del corredor del Centenario. Eso es gobernanza y gestión de los paisajes. Y así realizamos un pacto colectivo de ciudad ¡dónde todos ponemos y ganamos!

¿Sobre el tema del paisaje, que le recomienda a la gente de Armenia y el Quindío?

Que abra los ojos, que sienta que el territorio es nuestro, que pagamos impuestos y quienes manejan los recursos deben ser éticos, serios y estéticos. Decirle a la gente que levante la voz, que se opongan a la planeación sin “alma” de paisaje. Al gobierno, que visualice el impacto para que la gente opine, que no se haga por un capricho. Hay que defender el paisaje, defenderlo de la museización, ser coherentes, traer la naturaleza como transversalidad. Hay gente y movimientos que se están organizando, pero falta una cohesión. Me ofrezco, desde la Iniciativa Latinoamericana de Paisaje, a través de sus diferentes nodos, para que trabajemos en conjunto, para defender el paisaje, que es la gente y su bienestar.
Los cuyabros tenemos el liderazgo y un reto muy grande; pensar en este momento más en el largo plazo, accionar proactivamente hacia proyectos de conservación ambiental y promover que este maravilloso corredor sea el gran Mirador/Malecón del río Quindío y la Cordillera.

Por Miguel Ángel Rojas

Anuncios

Un pensamiento en “Martha Fajardo “Armenia se construye de espaldas al paisaje”

  1. jorge h. dijo:

    Interesante y sobre todo contemporánea reflexión … faltaría entre otros aspectos comentar sobre la eliminación la fuente longitudinal de la Plaza de Bolivar, es incomprensible que un Departamento que presume identidad y vanguardia en el sector turístico ecológico lapide burdamente ni mas ni menos el AGUA, recurso emblemático del presente siglo, elemento de composición que hacía honor a la vida -después de semejante sismo – y a Bolívar, proyectando su imágen en la dimensión y jerarquía de su espacio.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s